Tortilla de muña y zanahoria para la degeneración macular

Tortilla de muña y zanahoria para la degeneración macular

La degeneración macular es una enfermedad degenerativa ocular que afecta el centro de la retina, en una zona del ojo llamada mácula. La retina es la parte del ojo sensible a la luz, se encuentra en el área posterior ocular y se encarga de recibir los estímulos nerviosos que se transmiten al cerebro. La mácula, en su centro, es la que capta los detalles de manera más nítida, Se estima que la degeneración macular es, después de la diabetes, la segunda causa de ceguera en personas mayores de 65 años.

Tortilla de muña y zanahoria

Incorpore la tortilla a su dieta regular.

Ingredientes:

  • 20 hojas frescas de muña (o 1 cucharada de muña molida)
  • 1/2 zanahoria rallada
  • 2 claras de huevo
  • 1 pizca de sal sin refinar
  • Aceite de oliva extra virgen

Preparación:

1. Bata las claras de huevo hasta que la textura quede pareja y agregue una pizca de sal sin refinar.

2. Lave y pique las hojas de muña y agréguelas al batido. Mezcle.

3. Caliente aceite de oliva extra virgen (también puede usar mantequilla) en una sartén y vierta la mezcla para freír la tortilla.

Advertencia: El consumo diario de muña puede generar toxicidad hepática.

La muña

Para qué se utiliza

La infusión de sus hojas se utiliza para cal-mar los mareos, los dolores menstruales y de estómago, y para facilitar la buena digestión. Además, disminuye la tos y los ataques de asma. En forma de cataplasma, es ideal para tratar quemaduras, heridas y picazón. Recientemente se ha comprobado que su aceite esencial puede eliminar la bacteria que causa la gastritis.

Propiedades

Si bien es más reconocida por sus propiedades beneficiosas para el sistema respiratorio y digestivo, la muña también es ideal para la visión, pues previene la degeneración macular y el glaucoma. Además, tiene efecto estimulante para todo el organismo, es antiparasitaria, analgésica y expectorante.

Recuerde que los cultivos transgénicos se obtienen por mutaciones genéticas que se practican para incrementar las cualidades alimentarias de los vegetales. Sin embargo, nada es más sano y provechoso que lo natural, pues la alteración de la estructura molecular de los vegetales podría afectar las propiedades naturales y la forma en que nuestro cuerpo las asimila.

Un poco de historia

El estudio de las patologías del ojo y la visión debe su existencia a la ciencia árabe, cuyos estudios y aportes fueron trasladados al resto del mundo. Por otro lado, los antiguos griegos y romanos realizaron intervenciones quirúrgicas para el tratamiento de cataratas. Pero recién en el siglo XIX la oftalmología se convirtió en una especialidad quirúrgica independiente.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

El sol es fuente de salud y energía, pero sin los cuidados preventivos adecuados también puede ser el principal causante del envejecimiento prematuro de la piel y el cáncer cutáneo.

En caso de una infección, la fiebre cumple básicamente tres funciones. Primero, aumenta ¡a temperatura corporal para inhibir el crecimiento de las bacterias y virus, ya que la mayoría de estos microorganismos no están adaptados para vivir a más de 37° C. Segundo, al aumentar la temperatura se eleva también la producción de glóbulos blancos,, propiciando así el desarrollo de anticuerpos.

La fiebre se caracteriza por un aumento de la temperatura del cuerpo por encima de lo normal, en promedio se puede decir que se considera fiebre a partir de 37.5° o 38° C. No es una enfermedad en sí, sino que ocurre cuando parte importante de las defensas del organismo hacen frente a un mal, generalmente una infección.

El cabello graso es consecuencia de un exceso de producción de sebo, por partes de las glándulas sebáceas, en el cuero cabelludo. Esta grasa sobrante se desliza a lo largo del cabello pero no siempre lo afecta hasta el final, por eso hay casos de cabello graso en la raíz y seco en las puntas (llamado cabello mixto).

Debido al clima frío, la exposición a sol, al viento o al agua, o en ocasiones sin razón aparente, los labios se secan e irritan. La piel de los labios es muy delgada y sensible, por lo que se agrieta fácilmente produciendo heridas un tanto dolorosas e incómodas a la hora de comer o hablar.