Regulador a base de ajo para la hipertensión arterial

Regulador a base de ajo para la hipertensión arterial

Las arterias son los vasos sanguíneos que transportan la sangre desde el corazón hacia el resto del cuerpo. La sangre fluye con facilidad a través de ellas y cuando lo hace ejerce cierta fuerza contra sus paredes, a esta se le conoce como presión arterial. Cuando la presión arterial ejerce una fuerza mayor a la normal al trasladarse se habla de hipertensión, la misma que puede presentar síntomas como dolor de cabeza, zumbido en los oídos, visión borrosa, dolor en el pecho, mareos o vértigo.

El ajo

Es un bulbo de piel blanca que forma una cabeza de gajos llamados dientes, cuya cantidad es variable. Si bien es popularmente utilizado como condimento y se consume desde hace unos 6,000 años (antiguos egipcios), debido a los beneficios que ofrece para la salud es también un medicamento importante, que fue muy apreciado, por ejemplo, durante la Segunda Guerra Mundial

Para qué se utiliza

Como favorece la eliminación de líquidos, se utiliza en dietas adelgazantes y edemas. También se emplea para tratar la tos y las afecciones de la garganta. La mejor forma de consumir este alimento es cuando está chancado, de este modo no causa pesadez y actúa inmediatamente en el organismo. En forma externa, como cataplasma, se usa para tratar el acné, la sarna, las verrugas, las quemaduras, las picaduras, entre otros.

Propiedades

Es uno de los mejores remedios para la circulación, pues fluidifica la sangre y evita enfermedades circulatorias. Constituye un poderoso antibiótico natural y también posee virtudes antioxidantes, digestivas, des-infectantes, antiparasitarias, expectorantes y antiinflamatorias. Además, es fuente de vitaminas A, B y C.

Regulador a base de ajo

Tome el preparado en las mañanas o cuando la presión suba sorpresivamente.

Ingredientes:

  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen

Indicaciones:

Pele y machaque los ajos, luego mézclelos bien con el aceite extra virgen. Consuma.

Advertencia: Los ajos deben ser enteros, no licuados, ni partidos.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

El sol es fuente de salud y energía, pero sin los cuidados preventivos adecuados también puede ser el principal causante del envejecimiento prematuro de la piel y el cáncer cutáneo.

En caso de una infección, la fiebre cumple básicamente tres funciones. Primero, aumenta ¡a temperatura corporal para inhibir el crecimiento de las bacterias y virus, ya que la mayoría de estos microorganismos no están adaptados para vivir a más de 37° C. Segundo, al aumentar la temperatura se eleva también la producción de glóbulos blancos,, propiciando así el desarrollo de anticuerpos.

La fiebre se caracteriza por un aumento de la temperatura del cuerpo por encima de lo normal, en promedio se puede decir que se considera fiebre a partir de 37.5° o 38° C. No es una enfermedad en sí, sino que ocurre cuando parte importante de las defensas del organismo hacen frente a un mal, generalmente una infección.

El cabello graso es consecuencia de un exceso de producción de sebo, por partes de las glándulas sebáceas, en el cuero cabelludo. Esta grasa sobrante se desliza a lo largo del cabello pero no siempre lo afecta hasta el final, por eso hay casos de cabello graso en la raíz y seco en las puntas (llamado cabello mixto).

Debido al clima frío, la exposición a sol, al viento o al agua, o en ocasiones sin razón aparente, los labios se secan e irritan. La piel de los labios es muy delgada y sensible, por lo que se agrieta fácilmente produciendo heridas un tanto dolorosas e incómodas a la hora de comer o hablar.