Protector para labios natural

Protector para labios natural

Debido al clima frío, la exposición a sol, al viento o al agua, o en ocasiones sin razón aparente, los labios se secan e irritan. La piel de los labios es muy delgada y sensible, por lo que se agrieta fácilmente produciendo heridas un tanto dolorosas e incómodas a la hora de comer o hablar. Por ello, es recomendable el uso de cosméticos naturales e hidratantes que protejan la piel de los labios de la sequedad,

Labial natural

Aplique en los labios cuando estos estén secos, cortados o si viaja a sitios con climas secos.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de cera de abeja
  • 1 cucharada de aceite de sacha inchi o aceite de oliva
  • 1/2 cucharadita de miel de abejas
  • 15 gotas de aceite esencial de menta

Indicaciones:

1. Ponga a calentar la cera de abeja en baño María y mueva hasta que quede líquida.

2. Retire del fuego e inmediatamente después agregue el aceite de sacha inchi sin dejar de mover en todo momento.

3. Luego añada poco a poco la miel de abeja y las gotas de aceite esencial de menta y siga revolviendo.

4. Finalmente, lleve la preparación a un envase y guárdelo en el refrigerador.

Advertencia: Si el labial no tiene suficiente consistencia, agregue poco a poco más cera de abeja hasta conseguir Lina textura nías espesa.

La cera de abeja

Es componente de diversos bálsamos, ungüentos, pomadas y emplastos para el cuidado de la piel, el cabello y la boca. Se utiliza para prevenir el envejecimiento del cutis, darle brillo al cabello, prevenir la gingivitis, proteger y curar los labios agrietados, evitar Infecciones cutáneas y prevenir dolencias relacionadas a la carencia de vitamina A.

Para qué se utiliza

Es un importante protector de la piel, actúa como antinflamatorio y emoliente. Ofrece un elevado contenido en vitamina A, indispensable para la formación y mantenimiento de dientes y tejidos sanos, así como para la cicatrización y protección de mucosas.

Propiedades

Recuerde que la saliva produce aún más sequedad en los labios, por lo que lamerlos con el fin de humectarlos es la peor solución. Lo mejor es siempre el agua, tanto para humedecerlos externamente como internamente, al tomar mucho líquido a diario. También puede usar productos naturales como cera de abejas, manteca de cacao o aceite de coco.

Un poco de historia

Antiguamente se creía que la cera de abeja era un producto vegetal, es decir que las abejas la traían del exterior raspando los pétalos de flores y recogiendo secreciones de algunos árboles. Con el tiempo, y gracias a las investigaciones, se demostró que las abejas son las responsable de producirla.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

El sol es fuente de salud y energía, pero sin los cuidados preventivos adecuados también puede ser el principal causante del envejecimiento prematuro de la piel y el cáncer cutáneo.

En caso de una infección, la fiebre cumple básicamente tres funciones. Primero, aumenta ¡a temperatura corporal para inhibir el crecimiento de las bacterias y virus, ya que la mayoría de estos microorganismos no están adaptados para vivir a más de 37° C. Segundo, al aumentar la temperatura se eleva también la producción de glóbulos blancos,, propiciando así el desarrollo de anticuerpos.

La fiebre se caracteriza por un aumento de la temperatura del cuerpo por encima de lo normal, en promedio se puede decir que se considera fiebre a partir de 37.5° o 38° C. No es una enfermedad en sí, sino que ocurre cuando parte importante de las defensas del organismo hacen frente a un mal, generalmente una infección.

El cabello graso es consecuencia de un exceso de producción de sebo, por partes de las glándulas sebáceas, en el cuero cabelludo. Esta grasa sobrante se desliza a lo largo del cabello pero no siempre lo afecta hasta el final, por eso hay casos de cabello graso en la raíz y seco en las puntas (llamado cabello mixto).

Esta temida enfermedad empieza en las células. Normalmente las células crecen, se dividen, envejecen y mueren, por lo que el organismo va formando nuevas células para reemplazarlas. Sin embargo, en ocasiones el proceso falla y las células se acumulan formando tumores, si estos son malignos se trata de cáncer, el cual invade los tejidos cercanos perjudicando seriamente la salud.