Fatiga crónica

Fatiga crónica - Remedios caseros

Es una sensación de agotamiento y falta de energía.

Síntomas: Las personas que hayan realizado un esfuerzo físico importante, estén experimentando alguna tensión emocional o no descansen lo sufriente pueden normalmente sentir fatiga.

Causas: Hay causas naturales del quehacer diario que generan un agotamiento o fatiga crónica cuando no se dosifica la labor cotidiana o se atraviesa por una situación que demanda mucho esfuerzo de adaptación mental o emocional. Pero también puede ser síntoma de alguna deficiencia de nutrientes en la dieta diaria, como por ejemplo falta de magnesio. Menstruaciones abundantes o frecuentes pueden crear deficiencia de hierro y por lo tanto anemia, cuyo síntoma característico es la fatiga. Hay enfermedades graves que generan fatiga, como es el insomnio, anorexia, diabetes, tuberculosis, enfermedades autoinmunes como lupus eritematoso, esclerodermia, insuficiencia cardiaca, esclerosis múltiple o el hipotiroidismo. Si se levanta sin energías puede estar sufriendo de depresión. Ciertos medicamentos pueden también generar un agotamiento extremo permanente. Si no es una causa común, debe ser evaluada por un médico.

Tips de prevención

- Tener una dieta balanceada, variada, ajustada a sus necesidades diarias.
- Mantener un peso ideal.
- Tomar un suplemento nutricional multivitamínico o específico de acuerdo a sus necesidades diarias, por ejemplo, si hace ejercidos o si atraviesa constantemente una tensión laboral.
- Beber suficiente agua, dos litros diarios.  Una pérdida de 5% de agua puede provocar la falta de energía y debilidad. Si tiene fatiga y también siente sed, piel y boca seca tal vez ande deshidratado.
- No se saltee ninguna comida sobre todo el desayuno.
- No experimente dietas reductoras de peso sin un asesoramiento profesional.
- Descanse bien. Duerma temprano, realice su siesta.
- Actitud mental positiva.  Recuerde que cuerpo sano en mente sana.

Remedios caseros

Dieta: Para el desayuno: agregue en medio litro de agua hirviendo una cucharada de maca en polvo. Agregue canela, clavo de olor y una cucharada de panela o miel de chancaca. Déjela hirviendo por cinco minutos. Puede añadirle también una cucharada de avena al prepararla.

Dieta: Para el desayuno: agregue en medio litro de agua hirviendo una cucharada de algarrobilla en polvo. Añada canela, clavo de olor y una cucharada de panela o miel de chancaca. Déjela hirviendo por cinco minutos. Puede agregar también una cucharada de harina de plátano.

Alimentación: Agregue a sus comidas kion, algas, perejil, berros.

Frutas: Ingiera las que son especialmente abundantes en vitamina C: fresas, naranja, kiwi.

Fitoterapia: Tome cuatro tabletas de levadura de cerveza con cada comida.

Fitoterapia: Tome dos cápsulas de ginkgo biloba de 500 mg en el desayuno para mejorar la circulación cerebral.

Fitoterapia: Tome dos cápsulas de gingseng siberiano en las mañanas.

Automasaje: Al levantarse antes de ducharse haga puño con la mano y con las muñecas sueltas aplique percusión en todo su cuerpo (empiece por piernas, luego abdomen, brazos, y hombros) durante cinco minutos. Esto revitalizará todo su cuerpo.

Baños: Tome una ducha fría y corta por las mañanas.

Aromaterapia: Para crear un ambiente agradable vaporice en un hornillo de aromaterapia tres gotas de aceites esenciales de ylang ylang y jazmín. También puede colocarlas en un pañuelo para inhalarla durante el día.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

La faringitis es una inflamación aguda o crónica de la pared faríngea.

"Suelda-suelda" y mucha paciencia

Intrusos en la piel

Esos granitos tan dolorosos, que aparecen el día menos pensado, son muy débiles si se enfrentan a las cataplasmas de cebolla.  Lo único que tiene que hacer es asar un par de cebollas y machacarlas; así obtendrá una especie de ungüento que al ser aplicado sobre el forúnculo lo ablanda y acelera la supuración.

Cuidados íntimos

Los flujos vaginales obedecen a múltiples factores, razón por la cual son muy comunes.  Puede evitarlos preparando un cocimiento con malva, borraja y limón, con el cual debe aplicarse lavados diariamente.

¡Jamás falla!

Apio para las nenas

Para curar, o por lo menos para aliviarse de la flebitis, que es una complicación de las várices, lo aconsejable es beber durante varios días el cocimiento de la parte blanca de diez tallos de apio.  Proceda así: hiérvalos durante cinco minutos, cuele el líquido y póngalo a serenar y al final añádale el jugo de dos limones grandes.