Faringitis

Faringitis - Remedio casero

La faringitis es una inflamación aguda o crónica de la pared faríngea.

Síntomas: Esta se caracteriza por diversos síntomas y pueden variar desde dolor de garganta con escasa repercusión sobre el estado general, hasta molestias locales importantes acompañadas de fiebre. El dolor puede irradiar al oído y aumentar con los movimientos del cuello. El picor de garganta, la dificultad para pasar los alimentos o la saliva, tos seca, falta de apetito e hinchazón de las amígdalas, fiebre, dolor de cabeza e inflamación de los ganglios linfáticos son síntomas comunes.

Causas: Está generada por una gran variedad de micro-organismos siendo los virus respiratorios (rinovirus principalmente responsables de los resfriados) los que originan alrededor del 40% de casos de faringitis moderada en el curso de un resfriado común, de una bronquitis o de un síndrome gripal, seguidos, en orden de frecuencia por el estreptococo betahemolítico del grupo A. La incidencia varía según la época del año, el ambiente epidemiológico y la edad del enfermo. La infección estreptocócica es más frecuente en niños de edad escolar y durante los meses de invierno.

Tips de prevención

- No fumar. El humo del tabaco daña la faringe.
- Estar lejos de la contaminación del medio ambiente (gases industriales, smog).
- No tomar bebidas heladas.
- No saludar ofreciendo besos.
- Cambiar el cepillo dental cada tres meses.

Remedios caseros

Reposo: Trate de hablar lo menos posible para no empeorar el cuadro. El reposo total es muy útil para su recuperación.

Gárgaras: Haga una infusión de salvia con coca. Agregue el jugo de medio limón y una pizca de sal. Realice gárgaras tres veces al día.

Gárgaras: Prepare un cocimiento de tara, apague y añada hojas de coca. Realizar gárgaras cada dos horas si el dolor es muy intenso.

Cataplasma: Aplicar unas hojas de col soasada bien caliente sin quemarse en la zona

de la garganta. Cubra con una tela gruesa para conservarla caliente por 30 minutos.

Inhalaciones: Coloque en un recipiente agua recién hervida y agregue hojas de eucalipto, menta y manzanilla. Coloque la cabeza sobre el recipiente, tape con una toalla grande y realice inhalaciones.

Fitoterapia: Prepare una infusión de coca, hinojo, salvia y malva. Tome una taza cada tres horas a pequeños sorbos.

Propóleos: Un remedio eficaz consiste en tomar un vaso de agua caliente con 8 gotas de extracto de propóleo.

Homeopatía: Prepare en una farmacia homeopática la siguiente fórmula en glóbulos: drosera D6, causticum D6, alumina D6, kalium bihoricum D6 y drosera D6. Disuelva debajo de la lengua 10 glóbulos cada hora y luego de la mejoría cada dos horas por el resto del día.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

Es una sensación de agotamiento y falta de energía.

Síntomas: Las personas que hayan realizado un esfuerzo físico importante, estén experimentando alguna tensión emocional o no descansen lo sufriente pueden normalmente sentir fatiga.

"Suelda-suelda" y mucha paciencia

Intrusos en la piel

Esos granitos tan dolorosos, que aparecen el día menos pensado, son muy débiles si se enfrentan a las cataplasmas de cebolla.  Lo único que tiene que hacer es asar un par de cebollas y machacarlas; así obtendrá una especie de ungüento que al ser aplicado sobre el forúnculo lo ablanda y acelera la supuración.

Cuidados íntimos

Los flujos vaginales obedecen a múltiples factores, razón por la cual son muy comunes.  Puede evitarlos preparando un cocimiento con malva, borraja y limón, con el cual debe aplicarse lavados diariamente.

¡Jamás falla!

Apio para las nenas

Para curar, o por lo menos para aliviarse de la flebitis, que es una complicación de las várices, lo aconsejable es beber durante varios días el cocimiento de la parte blanca de diez tallos de apio.  Proceda así: hiérvalos durante cinco minutos, cuele el líquido y póngalo a serenar y al final añádale el jugo de dos limones grandes.