Ensalada de muña y rosas para prevenir las cataratas

Ensalada de muña y rosas para prevenir las cataratas

Las cataratas son una enfermedad de los ojos que afecta directamente la nitidez de la visión. Sucede cuando el cristalino —lente transparente detrás de la pupila— se torna opaco y pierde su transparencia, lo que impide la capacidad de enfocar los objetos y como consecuencia la visión se vuelve borrosa. Esto sucede naturalmente con el envejecimiento, de hecho casi 3 de cada 4 personas mayores de 75 años padecen de cataratas, pero sí se presenta antes se puede deber a factores de riesgo como diabetes, infecciones o traumatismos oculares o tendencia hereditaria. Este remedio no solo es ideal para prevenir esta afección sino que también es útil para aliviar los ojos cansados.

La rosa sisa

Conocida comúnmente como flor Marigold, es una planta de bellos colores que van desde el amarillo, pasando por el naranja, el bronce y un atractivo dorado. Común-mente es utilizada como planta ornamental porque, además de presentar flores casi todo el año, se adapta al clima árido y se reproduce rápido.

Para qué se utiliza

Resulta ideal para proteger la vista, reducir inflamaciones oculares y retardar la pérdida visual que se produce naturalmente con el envejecimiento. Asimismo, protege la piel de los rayos del sol, previene el envejecimiento prematuro, ayuda a bajar la fiebre y calmar los vómitos. Popularmente es utilizada como planta ornamental por sus fuertes colores.

Propiedades

La mayoría de los beneficios que ofrece a la salud humana se deben a su contenido en luteína, un pigmento natural con propiedades antioxidantes que protegen al organismo y que funciona como filtro solar en el fondo del ojo. Por ello la flor, además de ser una excelente protectora, también actúa como sedante y energético.

Ensalada de muña y rosas

Si tiene antecedentes familiares con esta afección

Ingredientes:

  • 1 rosa sisa
  • 20 hojas de muña
  • 2 cucharadas de miel de abeja
  • 1/2 naranja

Preparación:

Lave y pique las hojas de muña, luego deshoje la rosa y ponga todo en un plato semihondo. Bañe los trozos de muña y los pétalos con la miel de abeja y agregue el jugo de naranja.

Advertencia: No todas las rosas son recomendables para el consumo, por ello en estos casos evite variar los ingredientes de los remedios medicinales.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

El sol es fuente de salud y energía, pero sin los cuidados preventivos adecuados también puede ser el principal causante del envejecimiento prematuro de la piel y el cáncer cutáneo.

En caso de una infección, la fiebre cumple básicamente tres funciones. Primero, aumenta ¡a temperatura corporal para inhibir el crecimiento de las bacterias y virus, ya que la mayoría de estos microorganismos no están adaptados para vivir a más de 37° C. Segundo, al aumentar la temperatura se eleva también la producción de glóbulos blancos,, propiciando así el desarrollo de anticuerpos.

La fiebre se caracteriza por un aumento de la temperatura del cuerpo por encima de lo normal, en promedio se puede decir que se considera fiebre a partir de 37.5° o 38° C. No es una enfermedad en sí, sino que ocurre cuando parte importante de las defensas del organismo hacen frente a un mal, generalmente una infección.

El cabello graso es consecuencia de un exceso de producción de sebo, por partes de las glándulas sebáceas, en el cuero cabelludo. Esta grasa sobrante se desliza a lo largo del cabello pero no siempre lo afecta hasta el final, por eso hay casos de cabello graso en la raíz y seco en las puntas (llamado cabello mixto).

Debido al clima frío, la exposición a sol, al viento o al agua, o en ocasiones sin razón aparente, los labios se secan e irritan. La piel de los labios es muy delgada y sensible, por lo que se agrieta fácilmente produciendo heridas un tanto dolorosas e incómodas a la hora de comer o hablar.