Dolor Lumbar – Lumbalgia

Dolor Lumbar – Lumbalgia - remediocasero.com.mx

Conocido como lumbago o lumbalgia, la mejor definición es el de síndrome de dolor lumbar por sus múltiples causas. Cuando se irradia hacia las piernas por donde pasa el nervio ciático estaremos refiriéndonos a un dolor o síndrome lumbociático, distinto del lumbago puro. Puede ser intrínseco a la columna lumbar, porque se origina en las estructuras que la forman y/o lumbosacra, o extrínseco, porque se origina fuera de ellas, como una enfermedad renal, sacroilíaca, ginecológica o cuadros psicosomáticos. Para su manejo es indispensable un buen conocimiento de la anatomía y fisiología de la región.

Síntomas:

Los síntomas más frecuentes son:

1. Dolor fuerte y agudo en la parte inferior de la espalda, luego de haber realizado un movimiento brusco o haber realizado mucho esfuerzo.

2. Dolor constante en una de las piernas que se irradia hasta el pie.

3. Dolor ligero y prolongado en la zona lumbar, con episodios de dolor fuerte o espasmos.

4. Dolor agudo por las mañanas y al finalizar el día.

5. Dolor repentino en la espalda.  Pérdida de la flexibilidad con sensación de medir menos, que se debe al aplastamiento vertebral.

6. Área localizada que es dolorosa con la palpación.

Causas: El dolor agudo se debe a la alteración brusca de las estructuras vertebrales con manifestación de edema, liberación de histamina, inflamación, espasmo (contracción) muscular reflejo y dolor. Si es crónico, es más complejo, puesto que intervienen una serie de alteraciones físicas y psicológicas, una cadena de factores que lo pueden mantener entre ellos el estrés, golpes, infecciones, etc., produciendo tensión muscular y desencadenando isquemia, edema, inflamación. Esta última limita la movilidad articular, llevando a la incapacidad funcional, formándose un círculo vicioso en el que los factores orgánicos y psicológicos se superponen y pueden mantener indefinidamente el dolor.

Los factores laborales pueden generar alteraciones biomecánicas músculo esqueléticas en la columna vertebral. Las malas posturas alteran la función de los músculos, debilitándolos o tensionándolos con sus consecuencias de acortamiento de los tendones por retracciones crónicas, con una sobrecarga de peso en las articulaciones que causan inflamación y dolor. Esto se agrava por una artrosis debida a los sobreesfuerzos inadecuados, sobre todo, si son laborales.

El estrés también lo genera. El estado agudo de tensión psicológica se puede traducir en una contractura lumbar dolorosa. También por fenómenos psicológicos de somatización como depresión, que aumentan la sensibilidad al dolor.

Causas estructurales:

Hiperlordosis: Alteración postural más frecuente en niños (especialmente en niñas), quienes suelen tolerarla bien por su gran flexibilidad ligamentosa. En el adulto causa dolor lumbar en ausencia de otras enfermedades.

Esta puede ser secundaria a causa de la obesidad, gestación y una musculatura abdominal fláccida.

Discopatía lumbar: Enfermedad del disco lumbar a nivel de L4-L5 y/o a nivel de la zona L5-SI, el disco lumbosacro. Esta última puede ser por sobrecarga, sobrepeso y malas posturas.

Espondilolistesis: Llamada también sub-luxación pude ser congénita, traumática, degenerativa, inflamatoria, etc. Se trata de un desplazamiento de una vértebra sobre otra, siendo la más frecuente entre L4-L5 y L5-SI. En el adulto mayor puede ser resultado de una artrosis.

Espondiloartrosis: Degeneración del cartílago de los discos vertebrales que pierden su volumen y consistencia. Es frecuente en personas mayores de 50 años.

Escoliosis: Alteración mecánica de la columna vertebral que se desarrolla por

lo general en la juventud por un crecimiento rápido y suele ser asintomático durante los primeros años.

Osteoporosis: Descalcificación de los huesos. En los discos vertebrales puede haber micro fracturas que generan dolor por una disminución de la altura de los cuerpos vertebrales (discos) que se acuñan uno sobre otro, provocando xifosis dorsal e hiperlordosis lumbar.

Esto es más frecuente en mujeres, después de la menopausia.

Tips de prevención

- Cuide su peso.
- Al realizar deporte use zapatillas apropiadas.
- Si va al gimnasio asesórese bien con el preparador físico para realizar correctamente los ejercicios.
- Caminar con la cabeza alta, la columna recta y la pelvis hacia delante.
- Dormir boca arriba y colocar una almohada debajo de las rodillas.
- Dormir o reposar en posición lateral colocándose siempre una almohada entre las piernas.
- Si necesita realizar alguna actividad laboral física intensa no fuerce su postura.
- Levante los objetos del suelo flexionando las rodillas y utilizando la fuerza, de las piernas.
- Evite posiciones estáticas por mucho tiempo, sobre todo parado. Si está parado apoye un pie en una banqueta y luego alterne con el otro.
- Cuide su postura sentado, la altura del escritorio, de la computadora y el tipo de silla debe ser ergonómica (anatómica).
- Tenga cuidado con los periodos prolongados de reposo, que debilitan la zona lumbar.
- Fortalezca los músculos de la espalda, en especial de la zona lumbar.

Remedios caseros

El dolor lumbar agudo es un cuadro frecuente y la mayoría de veces no suele ser nada grave. Ante un dolor inicial solo es necesario realizar un tratamiento para aliviar los síntomas. Las normas de higiene postural ayudan a prevenir nuevos episodios de dolor y también a tratarlos.

Reposo: Descansar para tener los músculos de la espalda en reposo es la primera medida para disminuir la intensidad del dolor.

Compresas: Aplicar una bolsa de agua caliente durante 30 minutos, las veces necesarias durante el día.

Cataplasma: Hierva una papa, luego aplástela y envuélvala con una gasa, colóquela en la zona adolorida. La papa conserva el calor y por ello alivia el dolor.

Masajes: Que un familiar le realice unas fricciones en toda la zona adolorida y le aplique una compresa o una cataplasma caliente.

Ejercicios: Realizarlos cuando el dolor haya disminuido, supervisados por un fisioterapista.

Considere ir a un fisioterapista, un masajista especializado, un quiropráctico o un acupunturista. La terapia física incluye tratamientos pasivos con frío o calor, masaje de tejido profundo, estimulación eléctrica y ultrasonido. Estos tratamientos le ayudarán a prepararse para los ejercicios terapéuticos. A muchos pacientes les ayuda la manipulación vertebral por parte de un quiropráctico, que realiza ajustes suaves para ayudar a restaurar la función de la columna. Si bien la acupuntura puede controlar el dolor, debería combinarse con otros tratamientos.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

Dolor muy frecuente en invierno que se produce al inflamarse la garganta, en la cual se encuentran la faringe, la laringe y las amígdalas. Esta es la zona del cuello por donde pasa el bolo alimenticio y el aire inspirado.  Se halla muy expuesta a las infecciones, y es donde se manifiestan síntomas de varias enfermedades (faringitis, laringitis y amigdalitis).

Estas gastralgias son síntomas muy inespecíficos en sí mismos, ya que pueden ser resultado de diversos trastornos que se producen en diferentes partes del organismo.

El dolor de cabeza o cefalea puede tener características e intensidades diferentes en cada persona.

El término dispepsia se refiere a diferentes síntomas vagos y no es una enfermedad. Es un término inexacto y se describe como molestia crónica (más de tres meses), con recurrente sensación de malestar, generalmente relacionado a la comida. Para que sea dispepsia hay que considerar su ubicación, la cual tiene que ser en el abdomen alto y sobre la línea media.

La sensibilidad dental es un síndrome por lo general crónico con periodos agudos de dolor. Esta molestia por lo general es transitoria y se trata de la exposición de la dentina a estímulos térmicos, táctiles, químicos y osmóticos, que no son consecuencia de una enfermedad dental.