Dientes sensibles

Dientes sensibles - Remedios Caseros

La sensibilidad dental es un síndrome por lo general crónico con periodos agudos de dolor. Esta molestia por lo general es transitoria y se trata de la exposición de la dentina a estímulos térmicos, táctiles, químicos y osmóticos, que no son consecuencia de una enfermedad dental. Algunas personas tienen dientes hipersensibles, pero lo toleran bien, mientras que otras pueden afectar su calidad de vida, su higiene oral y su dieta habitual.

Una capa de esmalte protege la corona de los dientes (la parte superficial), esta sustancia es la más fuerte del cuerpo. Luego hay una capa de cemento que protege las raíces de los dientes debajo de las encías. Debajo de ambas capas se encuentra la dentina, una capa menos densa que el esmalte o el cemento. La dentina contiene túbulos microscópicos (pequeños tubos o canales huecos). Cuando la dentina pierde su capa protectora, los túbulos permiten que el calor y el frío o los alimentos ácidos o pegajosos estimulen los nervios y las células que están dentro del diente. Esto causa hipersensibilidad y malestar cuando usted muerde, bebe líquidos fríos o calientes, e incluso cuando respira por la boca.

Causas: La debilidad e hipersensibilidad de la dentina (un tejido duro y con cierta elasticidad, de color blanco amarillento, no vascularizado, que está inmediatamente por debajo del esmalte) es la causa principal. Los dientes con caries y/o fracturados, una raíz expuesta, erosión dental por ataques de ácido de los alimentos y bebidas acidas, acumulación de placa o sarro, rectificación de los dientes y blanqueamiento dental pueden causar extrema sensibilidad dental.

Tips de prevención

  • Visite al odontólogo cada seis meses para una profilaxis. La placa dentaria produce un ácido que irrita los dientes.
  • No cepillarse fuertemente. Muchas veces es un hábito muy arraigado e inconsciente.
  • No use cepillos de cerda dura.  Estos hacen retroceder la encía y hace a la dentina más vulnerable.
  • Cepille sus dientes después de cada comida.
  • Use hilo dental una vez al día.
  • No chupar limón o sustancias muy acidas.
  • No fume.
  • No chupe caramelos, ni mastique chicles.

Remedios caseros

Higiene: Usar una pasta dental a base de productos naturales. Por lo general contienen menta, manzanilla y flores de caléndula.

Alimentación: Tenga presente fibra vegetal (ensaladas) en las comidas.

Fitoterapia: Enjuagues bucales con una infusión de coca y sal marina.

Nutrición: Tome complejo de minerales para fortalecer los esmaltes dentarios.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

Conocido como lumbago o lumbalgia, la mejor definición es el de síndrome de dolor lumbar por sus múltiples causas. Cuando se irradia hacia las piernas por donde pasa el nervio ciático estaremos refiriéndonos a un dolor o síndrome lumbociático, distinto del lumbago puro.

Dolor muy frecuente en invierno que se produce al inflamarse la garganta, en la cual se encuentran la faringe, la laringe y las amígdalas. Esta es la zona del cuello por donde pasa el bolo alimenticio y el aire inspirado.  Se halla muy expuesta a las infecciones, y es donde se manifiestan síntomas de varias enfermedades (faringitis, laringitis y amigdalitis).

Estas gastralgias son síntomas muy inespecíficos en sí mismos, ya que pueden ser resultado de diversos trastornos que se producen en diferentes partes del organismo.

El dolor de cabeza o cefalea puede tener características e intensidades diferentes en cada persona.

El término dispepsia se refiere a diferentes síntomas vagos y no es una enfermedad. Es un término inexacto y se describe como molestia crónica (más de tres meses), con recurrente sensación de malestar, generalmente relacionado a la comida. Para que sea dispepsia hay que considerar su ubicación, la cual tiene que ser en el abdomen alto y sobre la línea media.