Deshidratación

Deshidratación - Remedios caseros - remediocasero.com.mx

Pérdida excesiva de líquido del cuerpo, lo que puede enfermar gravemente a una persona. Cuando respiramos, miccionamos y sudamos, perdemos líquidos y sales minerales (electrolitos) en forma moderada y natural, si no los reponemos con bebidas o alimentos líquidos nos deshidratamos levemente. Si esto se prolonga durante mucho tiempo nuestras funciones decrecen originando sed, labios secos, saliva espesa, debilidad, dolor de cabeza, contracturas musculares, ojos hundidos y baja presión sanguínea. Si la pérdida de líquidos es abundante a través de vómitos, diarrea, fiebre prolongada, diuréticos, diabetes y ejercicios extenuantes, sobre todo en climas cálidos los síntomas serán, además de lo dicho anteriormente, piel seca y caliente, cara enrojecida, mareos, desmayos y convulsiones. Los bebés menores de un año son los más sensibles a la deshidratación, al igual que los ancianos. Por ello es importante estar atentos a la cantidad de agua que beban y el tipo de alimentos que ingieran regularmente.

Causas: Nuestro organismo puede perder demasiado líquido a causa de ejercicios extenuantes (sobre todo en climas cálidos), vómitos, diarrea, diabetes no controlada y fiebre.

Tips de prevención

  • Tome dos litros de agua diariamente y un poco más en los días calurosos.
  • Cuando tenga que salir a correr en un día caluroso póngase prendas holgadas y un gorro. Así se mantendrá más fresco y sudará menos.
  • Tome un vaso de agua antes de ir a practicar alguna actividad física y a intervalos regulares de 20 minutos.
  • Lactancia materna exclusiva hasta los seis meses.

Remedios caseros

Bebida rehidratante: En un litro de agua hervida fría agregue el jugo de dos limones, dos cucharadas de azúcar, 1/4 de cucharadita de bicarbonato de sodio y/o 1/4 de cucharadita de sal. Mezcle estos ingredientes y tome la solución cuatro veces al día.

Bebida rehidratante: Prepare un vaso de extracto de manzana con zanahoria, déjelo oxidarse por 10 minutos. Agregue 1/4 de cucharadita de sal y el jugo de dos limones. Tome un vaso cada cuatro horas. Si está vomitando, siga tomando la solución hidratante. Su cuerpo retendrá un poco de fluidos y sales aun cuando esté vomitando.

Cuidados: Si está vomitando tome agua o alguna bebida rehidratante por cucharadas cada cinco minutos.

Frutas: Si está deshidratado empiece a tomar jugos o extractos de frutas como papaya, naranja, uva, plátano, sandía y melón.

Frutas: Ralle una manzana y déjela reposar unos 20 minutos. Esta se oxidará y se tornará marrón, así adquiere muchos taninos, los cuales tienen propiedades astringentes. Repita esta receta tres veces al día.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

Conocido como lumbago o lumbalgia, la mejor definición es el de síndrome de dolor lumbar por sus múltiples causas. Cuando se irradia hacia las piernas por donde pasa el nervio ciático estaremos refiriéndonos a un dolor o síndrome lumbociático, distinto del lumbago puro.

Dolor muy frecuente en invierno que se produce al inflamarse la garganta, en la cual se encuentran la faringe, la laringe y las amígdalas. Esta es la zona del cuello por donde pasa el bolo alimenticio y el aire inspirado.  Se halla muy expuesta a las infecciones, y es donde se manifiestan síntomas de varias enfermedades (faringitis, laringitis y amigdalitis).

Estas gastralgias son síntomas muy inespecíficos en sí mismos, ya que pueden ser resultado de diversos trastornos que se producen en diferentes partes del organismo.

El dolor de cabeza o cefalea puede tener características e intensidades diferentes en cada persona.

El término dispepsia se refiere a diferentes síntomas vagos y no es una enfermedad. Es un término inexacto y se describe como molestia crónica (más de tres meses), con recurrente sensación de malestar, generalmente relacionado a la comida. Para que sea dispepsia hay que considerar su ubicación, la cual tiene que ser en el abdomen alto y sobre la línea media.