Cólico de gases

Cólico de gases - Remedios caseros

El cólico de gases es la acumulación excesiva de gases en el tubo digestivo que produce dolores abdominales (cólicos). Por lo general no son molestos ni resultado de enfermedades importantes, sino más bien consecuencia de una mala alimentación. Los gases intestinales están formados por nitrógeno, oxígeno, anhídrido carbónico, hidrógeno y a veces metano.

Causas: A veces es el resultado de alimentos que por su composición originan una excesiva producción de gases, como el brócoli, col, coliflor, maíz, habas, cebollas, rábanos, menestras y alimentos ricos en fibra no soluble como salvado. Algunas enfermedades como el síndrome de colon irritable, problemas pancreáticos y diverticulitis son también otros causantes. El uso de antibióticos destruye las bacterias benéficas que habitan en el intestino grueso, sumado a una mala combinación de alimentos o a un exceso de estos generan más gases y, por lo tanto, cólicos.

Tips de prevención

  • No realice muchas combinaciones en las comidas, por ejemplo: papa o harinas o arroz con carnes, o leche con verduras o con frutas cítricas,
  • No combine más de dos tipos de harinas en la misma comida, en todo caso, ingiéralas en pequeñas cantidades.
  • No use sorbete o cañita para tomar los refrescos.
  • No mastique chicle.
  • No tome bebidas gasificadas, entre ellas cerveza.
  • Tenga cuidado al ingerir alimentos causantes de gases.
  • Coma despacio y mastique bien los alimentos, por lo menos 30 veces cada bocado.
  • Relájese antes de comer.
  • Realice una siesta corta de 15 minutos después del almuerzo y camine unos 30 minutos después de la cena.

Remedios caseros

Alimentación:  Después de un cólico de gases agregue un poco de kion rallado a las comidas, para prevenir la aparición de nuevos gases estomacales.

Recuerde comer despacio, masticar bien y respetar las combinaciones alimenticias.

Fitoterapia: Prepare una infusión de hierbabuena con anís y manzanilla. Tome una taza caliente con cada comida.

Fitoterapia: Tome dos cápsulas de carbón activado. Esto ayuda a la absorción de gases. Si sufre de este problema tómelo con las comidas.

Homeopatía: Tome 10 glóbulos de colocyntis 4 CH cada cuatro horas, una hora antes de los alimentos.

Masajes: Coloque ambas manos en forma horizontal a su abdomen. Tome aire y al exhalar presione con la base de la palma de la mano las zonas laterales de su abdomen moviéndolas en forma de ola. Luego vuelva a respirar y exhale y presione con las dos manos el centro del abdomen. Repita varias veces este ejercicio muy efectivo para expulsar los gases.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

Son pequeñas lesiones (cortes, rasguños y arañazos) que se producen en la piel en diferentes circunstancias. Si ha habido contacto con un clavo oxidado o no, astillas, polvo o cristal hay que tener cuidado para evitar una infección secundaria.

Es la inflamación o infección de la membrana que recubre la parte interior de los párpados y la parte blanca de los ojos.

Causas: Las más frecuentes son los malos hábitos de higiene y los virus. Otros agentes son los bacterianos, clamidiales, micóticos (hongos) y muy pocas veces los agentes parasitarios.

Es el trastorno intestinal psicosomático caracterizado por la presencia de uno o varios de los siguientes síntomas: malestar abdominal, dolor, espasmos, flatulencia excesiva, náuseas y cambios en el ritmo evacuatorio. Frecuentemente la diarrea puede alternar con el estreñimiento.

Es parte de un grupo de enfermedades que se caracterizan por una inflamación intestinal que causa úlceras en la membrana que recubre el recto y el colon. La colitis ulcerosa afecta solo a la mucosa del intestino grueso, específicamente al colon, suele haber hemorragia rectal o diarreas con sangre o sangrado rectal, dolor abdominal, a veces con fiebres.

El cólico menstrual, es un trastorno menstrual caracterizado por un acceso doloroso que se siente de manera violenta e intensa bajo el vientre, conocido como dismenorrea. Se inicia antes del período menstrual. Los dolores severos y frecuentes pueden durar uno o más días, durante o hasta el final de la menstruación.