Vómitos

No olvide el suero

Si el vómito es frecuente, vendrá la consecuente amenaza de deshidratación.  Para contrarrestarla, prepare un suero con un litro de agua hervida y una cucharada de sal.  Deje enfriar y consuma dosis frecuentes para alejar el peligro de que su cuerpo se deshidrate.

Estómago firme

Si hay algún alimento o bebida que su organismo no logra asimilar, lo más seguro es que se produzcan vómitos hasta que se expulse el elemento causante.  En esos casos recurra al agua de canela, a la cual debe añadir un puñado de saúco y ponerla a hervir durante cinco minutos. Beba varias tacitas hasta que el vómito cese por completo.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

Desprendimiento seguro

En la cuerda floja

Directo a la pena

Tome un manojo de plantas de ortiga y comience a punzar la vena várice con ellas, durante quince minutos. Repita varias veces diarias el mismo proceso y continúe haciéndolo periódicamente para controlar eficazmente la enfermedad.

Fría y caliente

No más "rasca-rasca"

Por algo a la varicela la llaman también "viruela loca"; y es que, dé verdad, se trata de un brote incontenible que causa picazones supremamente molestas.  Para sobrellevarla con mayor facilidad y para lograr que pase rápido, lo mejor es darse baños diarios con agua de árnica mezclada con vinagre.