Verrugas

Desprendimiento seguro

Una verruga se ve horrible en cualquier parte del cuerpo y hay que luchar por todos los medios para erradicarla.  Un remedio muy conocido es el de aplicar cáscaras frescas de plátano sobre la verruga, ya que las sustancias de ese vegetal hacen que vaya desprendiéndose poco a poco hasta que cae. Hágalo durante varios días y verá los resultados.

Al amparo de la Luna llena

Los entendidos recomiendan machacar muy bien dos dientes de ajo y aplicarlos sobre la verruga, a la luz de la Luna llena; debe vendarse con una curita y no lavar la zona afectada.  Cuando cambie la fase lunar, la verruga habrá desaparecido.

Golondrina en mano

El remedio casero que ahora proponemos consiste en ubicar la planta llamada Celedonia mayor o también yerba de la golondrina, y en sacar de su raíz un líquido amarillo que es cáustico, y que sirve tanto para reducir callos como verrugas.  Fróteselos constantemente y esa odiosa protuberancia desaparecerá.

Un milagrito

La sabiduría popular nos recomienda innumerables remedios para deshacernos de las antiestéticas verrugas.  Hay uno muy conocido, que consiste en echar en la pila de agua bendita de una iglesia, tantos granos de sal como verrugas tengamos.  Pero si quiere algo aún más efectivo, entonces triture unas hojas de siempreviva y aplíquelas durante varios días sobre las verrugas hasta que desaparezcan por completo.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

No olvide el suero

Si el vómito es frecuente, vendrá la consecuente amenaza de deshidratación.  Para contrarrestarla, prepare un suero con un litro de agua hervida y una cucharada de sal.  Deje enfriar y consuma dosis frecuentes para alejar el peligro de que su cuerpo se deshidrate.

Estómago firme

En la cuerda floja

Directo a la pena

Tome un manojo de plantas de ortiga y comience a punzar la vena várice con ellas, durante quince minutos. Repita varias veces diarias el mismo proceso y continúe haciéndolo periódicamente para controlar eficazmente la enfermedad.

Fría y caliente

No más "rasca-rasca"

Por algo a la varicela la llaman también "viruela loca"; y es que, dé verdad, se trata de un brote incontenible que causa picazones supremamente molestas.  Para sobrellevarla con mayor facilidad y para lograr que pase rápido, lo mejor es darse baños diarios con agua de árnica mezclada con vinagre.