Várices

Directo a la pena

Tome un manojo de plantas de ortiga y comience a punzar la vena várice con ellas, durante quince minutos. Repita varias veces diarias el mismo proceso y continúe haciéndolo periódicamente para controlar eficazmente la enfermedad.

Fría y caliente

La inflamación de la vena várice no debe ignorarse hasta cuando sea impostergable practicar una cirugía.  Al primer brote de hinchazón sumerja la pierna en un recipiente con agua bastante caliente y después en uno con agua muy fría. Alternar una y otra hasta que su pierna se normalice.

De una y de otra

Muchas personas recomiendan aplicarse baños con el cocimiento de hojas de eucalipto y hojas de nogal.  Mezcle un puñado de una y de otra en un litro de agua y ponga a hervir durante cinco minutos; después vierta el líquido sobre la vena haciéndose suaves masajes.

Mejore en poco tiempo

Existe un remedio muy efectivo para mejorar la circulación.  Utilice una mezcla de milenrama, tomillo, salvia y romero.  Vierta cinco cucharadas de la mixtura en un litro de agua hirviendo, deje reposar durante diez minutos y cuele.  Consuma cuatro tazas al día y se sentirá mucho mejor.

Pomada de los dioses

Machaque hojas y flores de caléndula e incorpórelas a la mitad de manteca de cerdo derretido en una olla de barro, y cuando enfríe ya estará lista la pomada que deberá frotar y más frotar en sus piernas.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

No olvide el suero

Si el vómito es frecuente, vendrá la consecuente amenaza de deshidratación.  Para contrarrestarla, prepare un suero con un litro de agua hervida y una cucharada de sal.  Deje enfriar y consuma dosis frecuentes para alejar el peligro de que su cuerpo se deshidrate.

Estómago firme

Desprendimiento seguro

En la cuerda floja

No más "rasca-rasca"

Por algo a la varicela la llaman también "viruela loca"; y es que, dé verdad, se trata de un brote incontenible que causa picazones supremamente molestas.  Para sobrellevarla con mayor facilidad y para lograr que pase rápido, lo mejor es darse baños diarios con agua de árnica mezclada con vinagre.