Úlceras - cicatrizantes

Extracto cicatrizante

Son llagas o lesiones abiertas en membranas mucosas que difícilmente cicatrizan espontáneamente. Por ello, es recomen-dable tratarlas a tiempo para aliviar la inflamación, ayudar a cicatrizarlas y prevenir infecciones. Estas heridas pueden afectar distintos órganos del sistema digestivo como la boca, el estómago (gástrica) y los intestinos, Las personas mayores y los diabéticos son más propensos a desarrollarlas y algunas de las causas son: la alimentación inadecuada, una infección bacterial hiperacidez gástrica, el estrés, entre otros.

La col

Se cultiva en los campos, puede llegar a medir más de 3 metros y necesita de clima frío y húmedo. La col, originaria de Europa, tiene forma redondeada, carnosa y es de gran tamaño. Pertenece a la familia de las crucíferas y tiene más de 6 variedades, entre las más conocidas están las coles de Bruselas, el repollo, la coliflor y el brócoli.

Para qué se utiliza

En casos de estreñimiento, diarrea y trastornos gastrointestinales. También para aliviar úlceras, heridas, inflamaciones de las articulaciones, dolor de cabeza, herpes, bronquitis y voz ronca. Es útil como parte de tratamientos del hipertiroidismo y reumas. En uso tópico ayuda a tratar granos, espinillas e hinchazones.

Propiedades

La col tiene propiedades cicatrizantes muy efectivas, aunque es más conocida por sus efectos diuréticos y antidiarreicos. También se caracteriza por ser expectorante, emoliente y antiinflamatoria. Es fuente de vitaminas A, B, C y E, así como de ácido fólico y minerales como azufre, potasio, fósforo, aluminio, calcio y magnesio.

Extracto cicatrizante

Tome un vaso diario en la mañana, una semana sí y otra no.

Ingredientes:

  • 1 papa blanca
  • 1/4 de col chica
  • 10 gotas de sangre de drago

Preparación:

Lave bien la papa y llévela (con cascara) a un extractor junto con la col. Cuando la mezcla esté pareja, agregue las gotas de sangre de drago y mueva bien antes de servir.

Advertencia.- El consumo de col en grandes cantidades puede provocar irritación estomacal, sobre todo en niños pequeños.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

Raspones, pequeños cortes, arañazos e hincones con objetos punzantes pueden ser considerados como pequeñas heridas, pero que si se presentan en el rostro pueden provocar dolor e incomodidad (física y psíquica). Las heridas cerradas generalmente se inflaman, pero si presentan sangre es porque están un poco abiertas y en estos casos se puede ayudar a acelerar el proceso de cicatrización.

Las heridas superficiales son aquellas que afectan a la epidermis y al tejido subcutáneo, mientras que las heridas profundas comprometen otras estructuras del organismo, como músculos, tendones, nervios o vasos sanguíneos. También pueden ser abiertas, lo que implica que tiene sangre fresca fluyendo activamente.

Se refiere a la pérdida de sangre del tejido que recubre la nariz y casi siempre ocurre únicamente por una fosa. La nariz tiene varios vasos sanguíneos diminutos que pueden sangrar fácilmente si, por ejemplo, el aire frío seca e irrita las membranas que las recubren formando costras que luego, al irritarse o sobarlas sangran.

El cutis seco se caracteriza por la falta de humedad, que suele darse por un mal funcionamiento de las glándulas sebáceas, encargadas de producir las cantidades necesarias de aceite para la piel. Aunque en ocasiones también se puede dar por la falta de algunas vitaminas o minerales.

En el embarazo la mujer experimenta cambios no solo en el interior de su organismo sino también en el exterior. Se produce una explosión hormonal que provoca el estiramiento de la piel, picazón general del cuerpo, aumento de sudoración y de vellosidad en la cara, brazos y piernas.