Tronchaduras

Un movimiento no calculado

Las torceduras en algún miembro del cuerpo no es que lo maten, pero duelen "a morir".  Se produce por un movimiento brusco o por una infortunada caída, pero se solucionan fácilmente.  Sólo tiene que depositar cinco cucharadas de sulfato de magnesia en un litro de agua caliente y luego introducir el pie afectado en esa mezcla; permanezca así unos quince minutos, haciéndose masajes suaves para que los músculos reaccionen.  Después aprenda de su experiencia y calcule mejor sus movimientos.

Le ayudará a soportar

Nadie quisiera estar en el lugar de la persona que ha sufrido una tronchadura, principalmente porque el dolor es terrible. Pero si ése es su caso, inmediatamente después del golpe aplíquese baños con agua de árnica, eucalipto y romero, haciéndose masajes suaves; esto disminuye las molestias, y contribuye a la desinflamación.

 

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

Toda la planta

Los tumores se curan tomando un manojo grande de hojas de albahaca, la cual debe triturar y poner a calentar en un poquito de agua.  Después tendrá que escurrirla muy bien y colocársela en forma de emplasto sobre el tumor.  Es muy importante que lo haga tres veces al día, durante tres meses por lo menos.

Mangos al rescate

No tiene porque ser definitiva

Cinco hojas

La infusión de cinco hojas de coca es un remedio excelente para librar al estómago de cualquier empacho o indigestión.

Estómagos de una tonelada