Tos

Raíz, tallo, hoja y flor

Si su respiración se ve interrumpida cada diez segundos por un ataque de tos, encontrará de gran utilidad hacer una infusión con un puñado de hinojo en un litro de agua hirviendo.  Es importante que emplee la planta completa, es decir, raíz, tallo, hoja y flor, pues cada uno de esos elementos hace un aporte distinto al remedio.

Miel agria

Entre todos los remedios contra la tos, éste suele ser muy utilizado: tome una cucharada de miel, agréguele cinco gotas de limón y caliéntela colocando la cuchara sobre el fuego. Ingiera tres dosis diarias y en pocos días eliminará la tos.

Parecido, pero no igual

Igual que en el caso del remedio anterior, éste se basa en la milagrosa combinación de los cítricos con la miel; pero ahora la mezcla se hace con jugo de naranja y se prepara hirviendo la miel con el zumo de la fruta durante un minuto.  Su sabor es muy agradable.

Ajos milagrosos

Hierva dos tazas de agua y pique menudamente unos cinco dientes de ajo.  A esta infusión agréguele un poco de azúcar y beba una cucharadita tres veces al día.  La tos desaparecerá.

Los tres mejores

Para que la tos no dure semanas y semanas, use tres vegetales que lo aliviarán; la flor de la kantuta, la mora silvestre verde y el muérdago, al que también se conoce bajo los nombres de liga, jamillo o solda-solda.  Tome un puñado de cada uno y póngalos a hervir en un litro de agua por espacio de diez minutos, endulzando ligeramente. Luego beba por lo menos cinco vasos diarios y los resultados serán inmejorables.

Dulcemente silvestre

Combata la tos con un remedio insuperable: hierva un puñado de moras silvestres en medio litro de agua de chancaca y tómese tres tazas diarias.  Esa mezcla será su salvación.

Rosa y trasnochada

La tos impide la comunicación, fomenta el derroche de energías y causa molestias.  Por todo eso no es justo que la aguante más.  Parta en rodajas una cebolla roja, la cual debe mezclar con tres cucharadas de azúcar y dejar toda la noche al sereno.  Al día siguiente encontrará un líquido espeso que debe ingerir inmediatamente.  Repita todos los días para que la enfermedad se aleje del todo.

Jarabe de los dioses

Puede que su tos sea la más rebelde que haya padecido, pero eso no es problema para esta vieja medicina.  Licue una mandarina, con piel y semillas, en una cantidad ínfima de agua.  Luego endulce ese jarabe con una cucharada de miel de abejas y beba un vaso varias veces por día. Sabrá entonces por qué llamamos a este remedio "jarabe de los dioses".

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

Toda la planta

Los tumores se curan tomando un manojo grande de hojas de albahaca, la cual debe triturar y poner a calentar en un poquito de agua.  Después tendrá que escurrirla muy bien y colocársela en forma de emplasto sobre el tumor.  Es muy importante que lo haga tres veces al día, durante tres meses por lo menos.

Mangos al rescate

Un movimiento no calculado

No tiene porque ser definitiva