Tortícolis

Suave y brusco

Si amanece un buen día con el cuello rígido y adolorido, no intente girarlo si antes no se aplica el masaje que en seguida le señalamos: colóquese una toalla alrededor del cuello y sujétela por ambos extremos; luego frótese la nuca, alternando giros bruscos y giros suaves. Continúe haciendo lo mismo durante quince minutos para que recupere por completo su plasticidad muscular.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

Toda la planta

Los tumores se curan tomando un manojo grande de hojas de albahaca, la cual debe triturar y poner a calentar en un poquito de agua.  Después tendrá que escurrirla muy bien y colocársela en forma de emplasto sobre el tumor.  Es muy importante que lo haga tres veces al día, durante tres meses por lo menos.

Mangos al rescate

Un movimiento no calculado

No tiene porque ser definitiva