Ronquera

Tierna voz

Si ya hace tiempo que sufre de ronquera, y en lugar de desaparecerse acentúa día por día, le servirá tomarse un té bien caliente, mezclado con zumo de limón y endulzado con una cucharada de miel de abejas.  Beba el remedio todos los días para que actúe contundentemente y le devuelva la dulzura a su voz.

Las últimas noches

Mejórese de la voz con un sencillo remedio: mezcle tres cucharadas de miel de abejas caliente con una cucharada de mantequilla y medio vaso de jugo de limón.  Tome esta sustancia por las noches y estará dando por terminado su problema de ronquera.  Claro que si prefiere los remedios externos entonces cocine cinco papas, muélalas y, envuélvalas en una tela luego póngasela como cataplasma alrededor del cuello y déjela hasta que se enfríe.

Eucalipto y punto

Cuando lo acose una terrible ronquera, dedíquese por completo a hacer gárgaras con agua de eucalipto hasta recuperarse.

Más suave que un merengue

Recupere la suavidad de su voz tomándose un vaso de leche hirviendo junto con un merengue bien grande.  Repita hasta que note claramente los efectos del remedio.

Hable claro

No permita que una voz enferma le impida expresarse adecuadamente.  Salga de la limitación que implica la ronquera mezclando un puñado de clavos de olor, él jugo de un limón y una cucharada de miel de abejas en un litro de agua de saúco.  Ponga a hervir e ingiera una taza bien caliente, todas las noches antes de acostarse.

Para odiosas carrasperas

La ronquera no es una enfermedad grave, ni mucho menos, pero si una odiosa incomodidad que puede curarse tomando este tradicional remedio del campesinado de los andes: a una tutuma con chicha de maíz se le echa una piedra muy caliente, extraída de entre las brazas, dé modo tal que la bebida tenga un instantáneo hervor.  Y enseguida debe beberse el contenido de la tutuma, el cual además sirve para curar cualquier inflamación o dolor de garganta.

Dulce de plátano

No le resultará muy difícil hacerse este remedio con frecuencia, ya que es realmente exquisito y muy poderoso a la hora de combatir la ronquera.  Tome un plátano corriente y rocíelo con chancaca rallada caliente.  Cómalo todos los días para que sus dificultades con la voz desaparezcan.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

Té curativo

Para suavizar la voz

No incomode a los demás con una voz ronca, pues ese problema se corrige tomando un té preparado con las hojas del pino abeto o alerce.

Reacción en seco

La solución está en casa

Baje el ácido, suba la naranja

Los estudiosos aseguran que es un elevado nivel de ácido úrico el que provoca los dolores reumáticos.  Para reducirlo tómese un vaso de jugo de naranja todos los días, en ayunas.  Convierta esto en una costumbre permanente para que nunca lo afecten esas dolencias tan terribles.

Baño de alivio

Veloz como una liebre