Reumatismo

Baje el ácido, suba la naranja

Los estudiosos aseguran que es un elevado nivel de ácido úrico el que provoca los dolores reumáticos.  Para reducirlo tómese un vaso de jugo de naranja todos los días, en ayunas.  Convierta esto en una costumbre permanente para que nunca lo afecten esas dolencias tan terribles.

Baño de alivio

Con una buena cantidad de hojas de eucalipto, cola de caballo, nogal, romero y ramas de pino, prepare un cocimiento con suficiente agua.  Espere a que esté tibia, y luego regálese un abundante baño; procure que caigan chorros en las articulaciones que más le duelan.  Después del baño, resguárdese del frío y recuerde que el reumatismo es una afección grave que debe ser tratada por un especialista.

Erradique el dolor

Lo más difícil de sobrellevar en el reumatismo es el dolor.  Para combatirlo hierva dos puñados de ortiga en un litro de agua y aplíquese emplastos tibios.  Otra opción de la que puede echar mano es tomar tres puñados de hojas de floripondio, calentarlos bien en un horno de cocinar, rociarles cualquier alcohol u aplicarla como cataplasma sobre las articulaciones adoloridas.  También se puede friccionar con una maceración de hojas de coca en alcohol.

Dos baños

Alivie los terribles rigores del reumatismo dándose dos baños semanales con agua de eucalipto bien caliente.  Así logrará incrementar la temperatura de su cuerpo lo cual le evitará dolores y otras molestias.

Eche mano del tabaco

Tal vez no sepa cómo fue que se enfermó de reumatismo, pero ahora sabrá cómo aliviarse de esos dolores que lo desesperan: tome un puñado de hojas de tabaco y sumérjalas en agua muy caliente; luego aplíqueselas en las zonas afectadas.  Si tiene la piel inflamada, evite hacer uso de este remedio.

Póngase col

Los dolores producidos por el reumatismo se calman si pone a hervir una col grande en dos litros de agua durante el tiempo necesario para que el líquido se reduzca a una taza.  Y entonces empapará un trapo en este líquido caliente y los aplicará como fomento durante toda la noche en las coyunturas sufrientes.

Los méritos del ajo

Otro de tos milagros del ajo: aliviar los dolores reumáticos.  Triture varios dientes y colóquese emplastos en todas las zonas adoloridas.  Dejará de sufrir rápidamente.

Dos copitas diarias

El reuma hace que se inflamen varías zonas del cuerpo y cuando esto suceda, nada tan eficaz como hacer un macerado de un litro de aguardiente dé caña, donde se pondrán durante medio mes un puñadito de astillas de uña de gato con unos trozos de la corteza del árbol llamado chuchuwasi.  El enfermo de reumatismo beberá dos copitas diarias de ese alcohol.

Friccionar bien y sanar

El reumatismo o la artritis, que es la misma enfermedad que afecta dolorosamente las articulaciones, evoluciona bien si usted se hace frotaciones con un alcohol caliente donde previamente se hayan macerado hojas de matico.

En beneficio de sus coyunturas

Otro de los remedios alternativos para curar los dolores reumáticos es beber un cocimiento hecho con las hojas de la planta llamada ortiga y que en quechua se conoce como china itapallu o simplemente itapallu.

 

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

Té curativo

Para suavizar la voz

No incomode a los demás con una voz ronca, pues ese problema se corrige tomando un té preparado con las hojas del pino abeto o alerce.

Reacción en seco

Tierna voz

Si ya hace tiempo que sufre de ronquera, y en lugar de desaparecerse acentúa día por día, le servirá tomarse un té bien caliente, mezclado con zumo de limón y endulzado con una cucharada de miel de abejas.  Beba el remedio todos los días para que actúe contundentemente y le devuelva la dulzura a su voz.

La solución está en casa

Veloz como una liebre