Remedios caseros – cicatrizantes

La cicatrización es el proceso natural del organismo para restaurar los tejidos de la piel dañados por una herida, A las marcas que puede dejar la curación se les conoce como cicatrices, las mismas que suelen ser más gruesas, rosadas o brillantes que el resto de la piel y son una preocupación básicamente estética, No todas las heridas dejan cicatrices, esto depende mucho de las características de la lesión, del tipo de piel de la persona y del tratamiento aplicado. En este tomo le ofrecemos algunos remedios para prevenir cicatrices, cauterizar heridas y atenuar manchas.

Consecuencias inmediatas de una herida

Riesgo de infección

Las picaduras y heridas punzantes que se ensucian o se dan en los pies son las más propensas a contraer infecciones. Por ello es importante el uso de un antiséptico en la curación de una herida. El principal indicio de una infección es la aparición de pus.

Alcance de la lesión

Algunas heridas pueden dañar no solo la piel sino también los músculos, nervios o los vasos sanguíneos cercanos a la herida. Se debe tener esto en cuenta para seleccionar el tratamiento curativo adecuado. En la última etapa de curación, se puede ayudar a prevenir o atenuar marcas de la herida.

Claves para una mejor recuperación

La costra: Es un tejido temporal que cubre la herida y la protege de gérmenes. Puede causar molestias porque tira de los bordes de la herida y provoca picazón, pero es importante para el proceso natural de cicatrización.

El estrés: Estudios científicos aseguran que una simple discusión marital de media hora puede retrasar la curación de una herida un día entero, por ello el estado de ánimo en general es importante también en estos tratamientos.

El sol:Evite la exposición al sol de la zona afectada, pues los rayos ultravioletas pigmentan las cicatrices y dejan manchas en la piel.