Quemaduras

En manos de la zanahoria

Ralle varias zanahorias hasta llenar media taza y complete la medida con igual cantidad de aceite de cocinar y comer. Y aplique este medicamento sobre las quemaduras, que con zanahoria y aceite se aliviarán.

Evite la ampolla

Si no pudo evitar la  quemadura,  prevenga por lo menos  la ampolladura de la piel.  Aplíquese un poco de clara de huevo sobre la herida, inmediatamente después de que sufra el accidente; esto impedirá que se formen ampollas, las cuales resultan a la larga más: molestas que la propia quemadura. Los entendidos afirman que-también es muy recomendable aplicarse un poco de mantequilla i fresca sobre la herida ya que esta produce el mismo efecto.

Delicado con su piel

Las quemaduras sanan pronto si coloca frecuentemente varias rodajas de tomate sobre ellas. Este vegetal posee sustancias cicatrizantes que actúan delicadamente sobre su piel.

Emplasto de almendras

Un accidente lo sufre cualquiera, pero no cualquiera sabe que las almendras tienen un enorme poder curativo para sanar las quemaduras.  Debe rallar un puñado de almendras y colocarlas luego; en forma de emplasto, sobre la zona afectada.  Si lo hace a tiempo su piel se restablecerá pronto y no le quedará ninguna cicatriz.

Únicamente papas

La papa rallada es un remedio ideal para combatir los efectos de una quemadura.  Únicamente tiene que colocársela sobre la herida para que baje la temperatura local y se inicie un proceso regenerativo en los tejidos.

Dos opciones

Cuando se trata de quemaduras leves podrá escoger alguno de estos dos remedios: el primero es triturar un puñado de yerbabuena hasta obtener el zumo y beber un vaso de éste; el segundo, recubrir la quemadura con el acíbar que es el jugo que brota de las hojas de esa planta maravillosa que es la sábila, aloe, o aloe vera.  Escoja el que más te llame la atención.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

Prevenga el peligro

Humectante de cidra

Cuando la piel ha sufrido una severa quemadura a causa del sol, es muy recomendable remojar una gasa en vinagre de mesa y humedecerse con ella.  Hágalo suave y constantemente para que se alivie pronto.

Refresco para su piel