Labios Partidos

Frescos y Seductores

La membrana que recubre los labios es muy delicada y por eso se aja con facilidad.  Para resolver ese problema, deje media taza de leche de vaca, recién ordeñada, en un recipiente de barro o porcelana, durante tres días; al cabo de ese lapso retire la nata, que tendrá aspecto de mantequilla, y aplíquesela en los labios varias veces al día. Así lucirá una boca fresca y seductora, lo cual aumentará su atractivo ante el sexo opuesto.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

Un consuelo de primera

Aunque parezca extraño

Este medicamento se prepara orinando en una vasija limpia y agregando un puñado de sal común, bien molida; cualquier llaga puede lavarse con ese líquido y luego se aplican talcos corrientes sobre la herida.  Los buenos efectos serán simplemente incontrovertibles.

Todo un tormento

Como una plastilina

Es terrible soportar ese dolor en la cintura y la cadera producido por el lumbago.  Pero su movimiento puede volver a ser flexible y normal si prepara un cocimiento con un puñado de romero y otro de salvia en un litro de agua.  Beba tres tazas diarias y pronto sentirá como si su cuerpo fuera de plastilina.

En toda presentación

Sonrisas que iluminan