Insomnio

No olvide la lechuguita

La falta de sueño se contrarresta eficazmente con el agua de chancaca. Simplemente, agréguele unas hojas de lechuga bien lavadas y deje hervir diez minutos. ¿El resultado? ¡Felices sueños!

La tentación de la manzana

El mundo de los sueños es un verdadero paraíso que quizás usted no puede disfrutar debido a esos inconvenientes que le quitan la posibilidad de dormir. Si padece de insomnio, tómese una taza de jugo de manzana una hora antes de acostarse. Así logrará relajarse y entrar confiadamente al mundo del descanso nocturno.

Verde y chiquita

Si no le gusta el jugo de manzana, entonces hierva la fruta en agua; claro que debe usar una manzana verde y pequeña. Tómese una taza bien caliente, poco antes de acostarse.

¡Por fin, la camita!

Si desea conseguir un sueño tranquilo y reparador, vierta un manojo de flores de manzanilla y hojas de salvia en una taza de agua hirviendo. Tápela durante unos diez minutos, luego filtre y endulce con miel. Tómese una copita media hora antes de acostarse. Se sorprenderá al comprobar que puede descansar como nunca y recuperar tanto el sueño como la vitalidad.

Morfeo y la valeriana

Los brazos de Morfeo lo cobijarán toda la noche si poco antes de ¡ acostarse hierve un manojo de raíces de valeriana en medio litro de agua y le agrega un pedacito de chancaca o un poco de azúcar.

Aperitivo del descanso

Este es un licor inofensivo, delicado y muy elegante. Deposite tres gramos de hojas secas de toronjil en una botella de vino blanco y deje reposando durante cinco minutos. Después cuele y tómese una copita antes de irse a disfrutar del más agradable sueño que haya tenido.

Relájese con un buen baño

Antes de irse a dormir tome un baño en agua de romero, valeriana o toronjil, ya que eso le ayudará a relajarse para poder conciliar el sueño. El agua debe estar bien caliente.

El placer de dormir

Dormir profunda y tranquilamente es un placer incomparable que nos renueva y nos mantiene jóvenes. Si algo se opone, muela dos cucharadas de raíces de valeriana y deposítelas en un frasco con 250 centímetros cúbicos de alcohol; tape herméticamente durante cinco días y agítelo todas las mañanas. Luego filtre muy bien la mezcla y guárdela en un frasco oscuro. Debe tomar 20 gotas, disueltas en medio vaso de agua, todas las noches antes de acostarse.

Duerma como un lirón

Si no puede conciliar el sueño un remedio eficaz consiste en calentar una taza de leche y agregarle media copita de brandy. Este remedio es muy agradable y le ayudará a terminar con su insomnio.

No podía faltar

Existen tantos remedios caseros para combatir el insomnio, que no vale la pena acudir a pastillas tranquilizantes. Una de las plantas más usadas en medicina natural por sus múltiples usos curativos, es el ajo. Y por supuesto, también sirve para conciliar el sueño. Parta por la mitad dos dientes de ajo y póngalos en una taza con leche hirviendo; deje reposar hasta que la leche esté tibia y tómelo antes de ir a la cama. Sea constante, y logrará dormir sin problemas.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

Para un ardiente abrazo de sol...

Como al pétalo de una flor

Trate sus ojos con gran delicadeza, especialmente si están inflamados o padecen de alguna irritación.  En esos casos vierta cinco gramos de pétalos de cualquier flor y ponga a hervir durante tres minutos. Después aplíquese compresas tibias sobre los párpados cada doce horas y así logrará solucionar este problema.

El tamarindo es la clave

El bazo es un órgano pequeño, pero tiene una enorme importancia. Si se le inflama, saque la pulpa de un tamarindo, con todo y semillas, y mézclela con el zumo de un limón; añada una taza de agua y licue. Consuma varias tazas diarias del líquido resultante.

Pañitos benditos

La suma de tres

Puede  evitarse  muchos  problemas  si controla la inflamación de la próstata a tiempo; atienda   el  siguiente  consejo: durante una semana completa beba tres -veces al día un cocimiento que hará con, un trozo como del tamaño de una mano de adulto de hoja de alcachofa,  más dos zanahorias y una cebolla grande.