Insolación

Para un ardiente abrazo de sol...

Usted sólo quería broncearse, pero se le fue la mano en el baño de sol y ahora no sabe qué hacer. No se complique. Sólo tiene que mezclar una tajada gruesa de zapallo, un puñado de perejil, dos cucharadas de cebolla y un manojo de culantro, en un litro de agua. Ponga a hervir y luego ingiera una taza cada cuatro horas hasta que se libere de las consecuencias del exceso de sol.

Un licuado infalible

Nada más peligroso para la salud que el exceso de sol; aunque sea por una buena causa, la exposición prolongada a los rayos del astro rey puede ocasionar cáncer en la piel, quemaduras de segundo grado, y la común insolación. Esta última se manifiesta con fuerte dolor de cabeza, deshidratación, debilidad general que puede llevar Incluso al desvanecimiento. Lo primero que debe hacer es resguardarse del calor en un sitio fresco; luego mezcle un plato sopero lleno con la pulpa machacada de zapallo crudo con media taza de maicena, y licue los dos primeros componentes con leche de magnesia Philips, y aplíquese este emplasto como cataplasma.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

No olvide la lechuguita

La falta de sueño se contrarresta eficazmente con el agua de chancaca. Simplemente, agréguele unas hojas de lechuga bien lavadas y deje hervir diez minutos. ¿El resultado? ¡Felices sueños!

La tentación de la manzana

Como al pétalo de una flor

Trate sus ojos con gran delicadeza, especialmente si están inflamados o padecen de alguna irritación.  En esos casos vierta cinco gramos de pétalos de cualquier flor y ponga a hervir durante tres minutos. Después aplíquese compresas tibias sobre los párpados cada doce horas y así logrará solucionar este problema.

El tamarindo es la clave

El bazo es un órgano pequeño, pero tiene una enorme importancia. Si se le inflama, saque la pulpa de un tamarindo, con todo y semillas, y mézclela con el zumo de un limón; añada una taza de agua y licue. Consuma varias tazas diarias del líquido resultante.

Pañitos benditos

La suma de tres

Puede  evitarse  muchos  problemas  si controla la inflamación de la próstata a tiempo; atienda   el  siguiente  consejo: durante una semana completa beba tres -veces al día un cocimiento que hará con, un trozo como del tamaño de una mano de adulto de hoja de alcachofa,  más dos zanahorias y una cebolla grande.