Heridas en la piel

mascarilla para heridas en la piel

Las heridas son producto de cortes, picaduras, arañazos o incluso suturas e incisiones quirúrgicas que implican toda pérdida de continuidad en la piel o en las mucosas. Las heridas abiertas se pueden infectar, por ello es importante que el tratamiento esté orientado a desinfectar la herida, cicatrizarla, acelerar la curación y, posteriormente, evitar que dejen marcas permanentes en la piel.

La miel

Es una secreción dulce y pegajosa producida por las abejas a partir del néctar que recolectan de las flores. Existen diversas variedades de miel, esto depende del tipo de flores usadas para su elaboración y de las abejas que la produjeron. La miel se usa como alimento, medicamento y cosmético.

Para qué se utiliza

Reconocida no solo por su aporte a la salud sino también a la cosmética. Realza, revitaliza y nutre la belleza natural de la piel y el cabello. Se utiliza en preparaciones para todo tipo de piel (grasosa, normal y seca), para otorgar brillo al cabello y para humectar manos y labios. Por otro lado, es ideal para endulzar las comidas o remedios naturales pues su poder de dulzor es mayor que el azúcar de caña, además de ser más sana.

Propiedades

Es un poderoso humectante natural de efectos casi inmediatos, también es energizan-te y revitalizadora. Tiene efectos digestivos, desinfectantes, antibacteriales, antioxidantes, antibióticos y depuradores de la sangre. Es rica en sales minerales, hierro, fósforo, calcio y vitaminas C, D y E. El consumo de la miel de abeja fortalece las vías respiratorias y estimula la circulación de la sangre.

Mascarilla

Deje actuar por unos 20 minutos sobre la piel y repita las veces que considere necesario.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de miel de abeja
  • 1/2 limón

Preparación:

Mezcle la miel de abejas con el jugo de medio limón y aplique el preparado sobre la zona afectada en forma de mascarilla.

Advertencia.- Cuando se apliquen aceites, jugos o extractos de cítricos, debe evitar exponerse al sol hasta retirar completamente el preparado. Podrían aparecer manchas.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

Raspones, pequeños cortes, arañazos e hincones con objetos punzantes pueden ser considerados como pequeñas heridas, pero que si se presentan en el rostro pueden provocar dolor e incomodidad (física y psíquica). Las heridas cerradas generalmente se inflaman, pero si presentan sangre es porque están un poco abiertas y en estos casos se puede ayudar a acelerar el proceso de cicatrización.

Las heridas superficiales son aquellas que afectan a la epidermis y al tejido subcutáneo, mientras que las heridas profundas comprometen otras estructuras del organismo, como músculos, tendones, nervios o vasos sanguíneos. También pueden ser abiertas, lo que implica que tiene sangre fresca fluyendo activamente.

Se refiere a la pérdida de sangre del tejido que recubre la nariz y casi siempre ocurre únicamente por una fosa. La nariz tiene varios vasos sanguíneos diminutos que pueden sangrar fácilmente si, por ejemplo, el aire frío seca e irrita las membranas que las recubren formando costras que luego, al irritarse o sobarlas sangran.

El cutis seco se caracteriza por la falta de humedad, que suele darse por un mal funcionamiento de las glándulas sebáceas, encargadas de producir las cantidades necesarias de aceite para la piel. Aunque en ocasiones también se puede dar por la falta de algunas vitaminas o minerales.

En el embarazo la mujer experimenta cambios no solo en el interior de su organismo sino también en el exterior. Se produce una explosión hormonal que provoca el estiramiento de la piel, picazón general del cuerpo, aumento de sudoración y de vellosidad en la cara, brazos y piernas.