Fitoterapia para la Impotencia Sexual

La impotencia sexual, ausencia de erección o disfunción eréctil se define como la imposibilidad de mantener una erección firme. Cuando se produce la excitación sexual, la sangre llena los cuerpos cavernosos lo que produce un alargamiento y endurecimiento del pene denominado erección.

Plantas y Tratamientos:

Guanarpo. Llamado también “higo de duende” o “vanarpo”, Se recomienda consumir por un mes dos vasitos dosificadores del extracto de guanarpo, diariamente media hora antes de dormir.

Onagra: (Oenothera biennis) El uso de este suplemento, por su capacidad para mejorar la circulación, puede ser utilizado en caso de impotencia relacionada con una falta de riego sanguíneo en el pene. Tomar tres capsulas de 1000 mg al día repartidos en 3 tomas.

Ginkgo: Administrar unos 120 mg al día de extracto de Ginkgo repartidos en tres tomas.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

La principal causa de la amnesia es el deterioro de células cerebrales por enfermedades que las afectan directa o indirectamente, debido a una pobre irrigación sanguínea causada por enfermedades circulatorias.

Plantas y Tratamientos:

El alcoholismo es una enfermedad que consiste en padecer una fuerte necesidad de ingerir alcohol etílico, de forma que existe una dependencia física del mismo, manifestada a través de determinados síntomas de abstinencia cuando no es posible su ingesta.

La bulimia es un trastorno alimenticio de origen nervioso, que consiste en comer de forma compulsiva, frecuentemente esto deriva en autopurgaciones con laxantes, purgantes o inducciones al vómito.

Platas y Tratamientos:

La anorexia nerviosa es un trastorno psicológico caracterizado por un rechazo a los alimentos que da lugar a la aparición de una serie de cambios en el aspecto físico (cara macilenta, extremidades muy delgadas, pérdida evidente de peso), y en la conducta (cambios de humor, abuso en el consumo de laxantes, comidas copiosas seguidas de vómitos).

Las neuralgias son dolores muy intensos que se localizan en el trayecto o área de distribución de algún nervio periférico, o de sus ramificaciones. Suelen estar causadas por compresión o inflamación sobre el tronco nervioso.