Fitoterapia para Cálculos Renales

Una piedra en el riñón o un cálculo renal es una pieza sólida de material que se forma en el riñón debido a sustancias presentes en la orina. Puede ser tan pequeña como un grano de arena o tan grande como una perla.

Plantas y Tratamientos:

Para disolver cálculos renales, hierve papas en agua. Cuando las papas estén listas reserva el agua y tómala como agua de tiempo. Otra modalidad es licuar la papa cruda y tomar ese extracto. Esto debe hacerse a diario y notará los excelentes resultados.

Cola de Caballo, té agregar 1 a 2 cucharaditas de hierba y 1 de azúcar en una taza de agua, deje que hierva y apague, repose 3 horas, cuele, tome 1 taza al día.

Bardana, extracto líquido 1/2 a 2 cucharaditas al día.

Diente de León, tintura 1 a 2 cucharaditas hasta 3 veces al día.

Ortiga, té hasta 4 tazas al día preparado con 3 a 4 cucharaditas por taza de agua caliente.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

La principal causa de la amnesia es el deterioro de células cerebrales por enfermedades que las afectan directa o indirectamente, debido a una pobre irrigación sanguínea causada por enfermedades circulatorias.

Plantas y Tratamientos:

El alcoholismo es una enfermedad que consiste en padecer una fuerte necesidad de ingerir alcohol etílico, de forma que existe una dependencia física del mismo, manifestada a través de determinados síntomas de abstinencia cuando no es posible su ingesta.

La bulimia es un trastorno alimenticio de origen nervioso, que consiste en comer de forma compulsiva, frecuentemente esto deriva en autopurgaciones con laxantes, purgantes o inducciones al vómito.

Platas y Tratamientos:

La anorexia nerviosa es un trastorno psicológico caracterizado por un rechazo a los alimentos que da lugar a la aparición de una serie de cambios en el aspecto físico (cara macilenta, extremidades muy delgadas, pérdida evidente de peso), y en la conducta (cambios de humor, abuso en el consumo de laxantes, comidas copiosas seguidas de vómitos).

Las neuralgias son dolores muy intensos que se localizan en el trayecto o área de distribución de algún nervio periférico, o de sus ramificaciones. Suelen estar causadas por compresión o inflamación sobre el tronco nervioso.