Fiebre

Contra fiebres pegajosas

Contra esas fiebres que no quieren abandonar su cuerpo, nuestra primera recomendación es reunir un puñado de esas semillas negras y abundantes que hay en la carne de la sandía, y hervirlas durante siete minutos y luego endulzar con miel de caña o de chancaca.  Y esta bebida deberá ser colada e ingerida bien caliente para bajar esas fiebres malignas.

Bájela con una naranja

El jugo de naranja es muy bueno para reducir la fiebre, pues contribuye a la formación de anticuerpos en el organismo, los cuales combaten la infección.  Bébalo frecuentemente.

Cuando su cuerpo arda...

...prepare un jarabe de cebolla, agréguele el jugo de un limón, endúlcelo con azúcar y tómese una taza bien caliente, y dejará de arder.

Papa en la frente

La fiebre suele concentrarse de manera especial en la cabeza; por eso una vieja receta recomienda colocar rodajas de papa en la frente, para que a partir de ese punto se nivele la temperatura en el resto del cuerpo.

En la tuna está la solución

Si la fiebre sube sin que nada ni nadie pueda detenerla, entonces prepare una infusión con la cáscara de dos tunas de monte.  La medida debe ser ésta: un litro de agua para las dos cáscaras.

Refresco de flores

Una infusión con flores de tilo es excelente para aquellas fiebres ocasionadas por algún resfriado. Asimismo, la infusión con flores de saúco es muy buena para bajar la temperatura, siempre y cuando se la tome muy caliente y antes de acostarse a dormir.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

Es una sensación de agotamiento y falta de energía.

Síntomas: Las personas que hayan realizado un esfuerzo físico importante, estén experimentando alguna tensión emocional o no descansen lo sufriente pueden normalmente sentir fatiga.

La faringitis es una inflamación aguda o crónica de la pared faríngea.

"Suelda-suelda" y mucha paciencia

Intrusos en la piel

Esos granitos tan dolorosos, que aparecen el día menos pensado, son muy débiles si se enfrentan a las cataplasmas de cebolla.  Lo único que tiene que hacer es asar un par de cebollas y machacarlas; así obtendrá una especie de ungüento que al ser aplicado sobre el forúnculo lo ablanda y acelera la supuración.

Cuidados íntimos

Los flujos vaginales obedecen a múltiples factores, razón por la cual son muy comunes.  Puede evitarlos preparando un cocimiento con malva, borraja y limón, con el cual debe aplicarse lavados diariamente.

¡Jamás falla!