Diarrea

Diarrea - Remedios Caseros

Se trata de deposiciones flojas (más de tres), en las que las heces contienen más agua de lo normal, ocasionando deposiciones acuosas y de diferente consistencia, según el problema que lo haya originado. Las deposiciones frecuentes de consistencia normal no constituyen diarrea. Los lactantes alimentados con leche materna, tienen deposiciones blandas y con flatos, pero eso no es diarrea.

De acuerdo a la causa de la diarrea, a las características y la duración, estas se clasifican en agudas y crónicas.

Causas: Generalmente es producida por gérmenes que ingresan en el organismo al beber agua contaminada (de un estanque, río, manantial o pozo no protegido, agua conservada en recipiente sucio, etc.). También al comer alimentos contaminados, mal lavados, o que luego de cocinados se dejan al aire libre con alta temperatura ambiental, o a merced de moscas u otros insectos, permitiendo su contaminación. También por comer con las manos sucias, sin lavarlas adecuadamente después de laborar o defecar, La diarrea aguda es resultado de una infección intestinal causada por virus y bacterias. Comienza repentinamente y puede durar varios días. La parasitosis intestinal también suele ser un factor frecuente, especialmente en la selva. En estos casos puede variar de un día a otro y durar varias semanas o meses, de ser así estamos hablando de una diarrea crónica.

Tips de prevención

Hay que educar a la comunidad en general, especialmente a los niños de corta edad, explicarles qué deben hacer y cómo deben realizarlo. Los pilares están sobre qué saber y hacer.

Saber: que el agua recogida en un manantial, pozo, estanque o río contaminados contienen gérmenes que producen diarrea.

Hacer: hervir el agua antes de utilizarla para beber o cocinar.

Saber: que los alimentos contienen gérmenes cuando: no están frescos y se dejan en un sitio caliente, o están expuestos a las moscas, insectos, roedores y otros animales.  Hacer: de ser así, no se deben cocinar ni comer estos alimentos.

Saber: que los alimentos pueden contener gérmenes cuando no se cocinan suficientemente.

Hacer: cocinar bien los alimentos y comerlos inmediatamente después.

Saber: que las manos transportan los gérmenes de la diarrea cuando no se lavan convenientemente después del trabajo o de defecar.

Hacer: lavar bien las manos (con jabón y agua): después del trabajo o de defecar, antes de cocinar, y antes de servir los alimentos y de comerlos

Remedios caseros

Suero: En un litro de agua mineral sin gas, agregue el jugo de dos limones, una cucharada de azúcar, 1/4 de cucharadita de sal y 1/4 de cucharadita de bicarbonato de sodio. Tomar un vaso cada hora. Si la diarrea es intensa repetir durante el día esta toma.

Fitoterapia: Preparar una infusión de hojas de guayaba. Tomar una taza cada cuatro horas. Esta planta contiene quercetina que tiene efecto espasmolítico y antagonista del calcio y es al que se le atribuye actividad antidiarreica.

Lactobacilos: Tomar un suplemento de ¡actobacilos acídophilus para repoblar la perdida de estas bacterias que tienen como función mantener en equilibrio del funcionamiento de los intestinos.

Fitoterapia: Infusión de té negro rico en taninos (propiedades antidiarreicas) con romero. Una taza cada seis horas.

Homeopatía: Esta preparación homeopática en gotas es para casos de emergencia,

tómela dos días como máximo.

La fórmula es la siguiente: chamomilla D6, china D6, veratrum D6, arsenícum álbum D6, crotón tiglium D6 y sulphur D6. Tome 10 gotas en un poco de agua cada una o dos horas. Distancie la toma según mejoría. Recuerde buscar ayuda profesional cuando no se pueda controlar en casa en dos días o si las diarreas son demasiado frecuentes (más de ocho veces) y hay gran debilidad.

Hidratar es salvar

La diarrea infantil presenta el grave peligro de que puede llevar fácilmente a la deshidratación y, con ella, a la muerte. Por eso es bueno recordar que algo tan simple como un litro de agua hervida con una cucharada de sal ayuda a hidratar nuevamente el organismo. No lo olvide, puede salvar una vida.

El tomillo es bendito

Una simple ramita de tomillo hervida en agua es una verdadera bendición para una persona que esté sufriendo de diarrea. Sólo necesita tomar una taza diaria de esa infusión, la cual actuará rápidamente produciendo los efectos esperados.

Más colada

Es frecuente encontrar casos de bebés con diarrea aguda, lo cual se convierte en motivo de largos desvelos para todas las mamas. La colada de plátano, además de ser exquisita, se convierte en una buena solución para este problema pues endurece el estómago, combatiendo así la soltura.

Para casos crónicos, soluciones definitivas

Si la diarrea es crónica, nada más recomendable que el cocimiento de ruibarbo. Esta planta permite el restablecimiento de la digestión normal, siempre y cuando se consuma una taza diariamente. Compruébelo y el ruibarbo se convertirá en su medicina de confianza.

No solo para el pan

Con la levadura crece el pan, pero también decrece la diarrea. Es cierto. Si bebe levadura de pan disuelta en agua cuando padezca tal enfermedad, verá que su salud mejora notablemente sin necesidad de gastar enormes sumas de dinero.

Un maíz sensacional

Para salir de todos los apuros que implica una diarrea, incorpore a un litro de agua hirviendo una taza de maíz tostado, y en seguida retire la olla del fuego. Y beba una taza cada dos horas, hasta que desaparezca la soltura de estómago.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

Conocido como lumbago o lumbalgia, la mejor definición es el de síndrome de dolor lumbar por sus múltiples causas. Cuando se irradia hacia las piernas por donde pasa el nervio ciático estaremos refiriéndonos a un dolor o síndrome lumbociático, distinto del lumbago puro.

Dolor muy frecuente en invierno que se produce al inflamarse la garganta, en la cual se encuentran la faringe, la laringe y las amígdalas. Esta es la zona del cuello por donde pasa el bolo alimenticio y el aire inspirado.  Se halla muy expuesta a las infecciones, y es donde se manifiestan síntomas de varias enfermedades (faringitis, laringitis y amigdalitis).

Estas gastralgias son síntomas muy inespecíficos en sí mismos, ya que pueden ser resultado de diversos trastornos que se producen en diferentes partes del organismo.

El dolor de cabeza o cefalea puede tener características e intensidades diferentes en cada persona.

El término dispepsia se refiere a diferentes síntomas vagos y no es una enfermedad. Es un término inexacto y se describe como molestia crónica (más de tres meses), con recurrente sensación de malestar, generalmente relacionado a la comida. Para que sea dispepsia hay que considerar su ubicación, la cual tiene que ser en el abdomen alto y sobre la línea media.