Depresión

Depresión - Remedios Caseros

Su nombre proviene del latín “depressus”, que significa derribado o abatido. Enfermedad psíquica que aparece generalmente con un sentimiento de tristeza en el centro del cuadro. Sin embargo, cuando la depresión no aparece de esta forma se puede deber a una enfermedad orgánica. Según Poinzo “la depresión no se aplica a una enfermedad concreta, bien definida, sino a todo un conjunto de síndromes de orígenes diversos, en los cuales se mezclan, con intensidades variables, una tristeza cargada de ansiedad, de inhibición, de insomnio, de agotamiento, una visión pesimista del mundo y de uno mismo y una pérdida o debilitamiento del impulso vital”. En general la persona que sufre de depresión siente que la vida es una carga muy grande que hay que sobrellevar. Los síntomas generales son: tristeza, postura corporal abatida, trastornos al comer y dormir, sentimiento de minusvalía, tendencias suicidas, pesimismo.

Causas: El origen común es una carencia afectiva de la persona instalada en sus primeros años de vida, que debilita su YO, su autoestima, a tal punto que cualquier pérdida (material o emocional) o fracaso (personal) hunde a la persona y experimenta un dolor psíquico.

Tips de prevención

Amarse uno mismo: Es importante valorarse, quererse uno mismo, esto equivale a cuidarse en todo sentido. Para ello, nada mejor que desarrollar afirmaciones de superación personal cada día.

Más actividad social: Las personas que viven aisladas tienen mayores probabilidades de desarrollar depresión.

Haga ejercicios: La actividad física diaria estimula el metabolismo y la producción de hormonas que generan bienestar como las endorfinas, las cuales son deficientes en las

personas depresivas.

Exprese sus sentimientos: Escriba lo que siente en una hoja, no guarde en su mente lo

que desee decir, dibuje, cántele a la vida. Converse con una persona de lo que siente, solo con una.

Distráigase: Vaya al campo, a la playa, a un parque de diversiones, al cine, al gimnasio esto le ayudará a mantener su mente activa y productiva.

Medite: Es la mejor forma de tomar una mayor conciencia de su ser, de saber para qué estamos en esta vida, de saber que todos somos parte de un todo y que todos estamos para servir y compartir. La meditación nos brinda descanso y nos aleja de los malos pensamientos y emociones dañinas porque nos ayuda a reflexionar.

Aliméntese bien: Invierta en su salud comiendo saludablemente y evite caer en alguna

enfermedad que lo someta a la depresión.

No esperar nada de los demás: Este es uno de los motivos principales que llevan a la

depresión, vivir a la expectativa y, cuando no se alcanzan o cumplen aparece la tristeza y el abandono.

Remedios caseros

Ejercicios: Corra y aléjese del estrés. Realice deportes de entretenimiento: baile, aeróbicos, yoga, tai chi, biodanza. El primer paso es el más importante, ante cualquier tipo de depresión, el ejercicio resulta una solución eficaz y económica.

Alimentación: El chocolate negro contiene polifenoles que mejoran los niveles de

serotonina en el cerebro, su deficiencia está directamente vinculada a los cuadros depresivos con mucho cansancio.

Tome una porción de un buen chocolate natural negro bajo en azúcar.

Suplemento: Tome una cucharadita o seis tabletas de levadura de cerveza en el desayuno y almuerzo.

Nutrición: Tome una tableta de vitamina B3 (niacina) de 100 mg tres veces al día con cada comida. Esta vitamina mejora la microcirculación y favorece la actividad cerebral.

Nutrición: Tome una tableta de vitamina B6 (piridoxina) de 100 mg en el desayuno, que ayuda a la síntesis de los neurotransmisores, a la conversión del triptófano y serotonina, conocida como la hormona de la felicidad y el buen humor.

Nutrición: El magnesio y la vitamina C ayudan a combatir el estrés, una condición psicoafectiva de todos los tipos de depresión. Exprima el jugo de un limón en un vaso, luego disuelva un sachet de cloruro de magnesio que contenga zinc. Aumente medio vaso de agua, remueva y tome una dosis en ayunas y otra en la cena.

Vestimenta: Use ropa de colores alegres como el naranja o verde, estos según la cromoterapia estimulan los sentidos.

Baño: Tome un baño corto de agua fría por las mañanas para estimular todo su metabolismo y en especial a su sistema nervioso.

Terapia floral: Prepare una fórmula floral en una farmacia homeopática, esta debe tener lo siguiente: star of bethlehem, chicory, mustard, sweet chesnut, gentian, gorse y olive.

Tome siete gotas en un poco de agua cada dos horas el primer día y los días siguientes cada cuatro horas. Es preciso identificar cuál ha sido la causa principal de la depresión para poder realizar un tratamiento de fondo, sin embargo, esta fórmula lo ayudará muchísimo mientras recurre al especialista.

Aromaterapia: Tenga un horno de aromaterapia (lo venden en todos los supermercados) y añada cuatro gotas de alguno de los siguientes aceites esenciales: lavanda, bergamota, limón y/o romero. Manténgalo cerca del área donde permanezca más tiempo.

Masajes: Dé suaves palmadas por todo el cuerpo. Este es un ejercicio de auto masaje

chino que ayuda a mejorar la circulación y tonifica el sistema nervioso.

Masajes: Reciba un masaje relajante con aceites de aromaterapia antidepresivos como lavanda, jazmín y bergamota.

Alégrese con naturalidad

Sin necesidad de recurrir a productos químicos, usted puede mejorar su estado anímico. Utilice elementos puros y naturales. Reúna en una cucharada sopera una mezcla de hojas de frutilla o fresa, romero, manzanilla, hojas de naranjo amargo y tomillo, viértala en cuatro litros de agua hirviendo, deje reposar cinco minutos y cuele. Bébase una taza después de comer

Deporte al aire libre

Los estados depresivos del ánimo suelen ser un mecanismo por el cual el cuerpo exige actividad y oxígeno. Levántese más temprano, trote suavemente durante un cuarto de hora y haga ejercicios durante otros quince minutos. No someta sus músculos a esfuerzos excesivos; más bien, procure que cualquier movimiento esté acompañado por una respiración profunda y acompasada.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

Conocido como lumbago o lumbalgia, la mejor definición es el de síndrome de dolor lumbar por sus múltiples causas. Cuando se irradia hacia las piernas por donde pasa el nervio ciático estaremos refiriéndonos a un dolor o síndrome lumbociático, distinto del lumbago puro.

Dolor muy frecuente en invierno que se produce al inflamarse la garganta, en la cual se encuentran la faringe, la laringe y las amígdalas. Esta es la zona del cuello por donde pasa el bolo alimenticio y el aire inspirado.  Se halla muy expuesta a las infecciones, y es donde se manifiestan síntomas de varias enfermedades (faringitis, laringitis y amigdalitis).

Estas gastralgias son síntomas muy inespecíficos en sí mismos, ya que pueden ser resultado de diversos trastornos que se producen en diferentes partes del organismo.

El dolor de cabeza o cefalea puede tener características e intensidades diferentes en cada persona.

El término dispepsia se refiere a diferentes síntomas vagos y no es una enfermedad. Es un término inexacto y se describe como molestia crónica (más de tres meses), con recurrente sensación de malestar, generalmente relacionado a la comida. Para que sea dispepsia hay que considerar su ubicación, la cual tiene que ser en el abdomen alto y sobre la línea media.