Cólicos Menstruales

Cólicos Menstruales - Remedios Caseros

El cólico menstrual, es un trastorno menstrual caracterizado por un acceso doloroso que se siente de manera violenta e intensa bajo el vientre, conocido como dismenorrea. Se inicia antes del período menstrual. Los dolores severos y frecuentes pueden durar uno o más días, durante o hasta el final de la menstruación. Se presentan más en la pubertad y en la juventud, por eso se denominan primarios, debido a trastornos hormonales. Otros tienen un origen secundario, se presentan en mujeres adultas y son provocados por alguna enfermedad.

Los síntomas son comunes en todas las mujeres, pero las jóvenes los experimentan en forma diferente: cólicos en la parte inferior del abdomen, dolor lumbar, depresión, fatiga, náuseas e incluso vómitos.

Causas: Durante los primeros años, por lo general, los cólicos menstruales están asociados a una liberación excesiva de ciertas hormonas que ayudan a contraer el músculo de la matriz, creando una presión excesiva en el útero disminuyendo el flujo sanguíneo y causando dolor. Los cólicos secundarios son originados por enfermedades, siendo de las más frecuentes la endometriosis, los fibromas uterinos, enfermedad inflamatoria pélvica, quistes, embarazo ectópico, pólipos, infecciones e incluso trastornos psicológicos como el estrés y la ansiedad. Las mujeres que fuman y/o beben alcohol, que tienen sobrepeso o que comenzaron a menstruar antes de los once años de edad, tienen una mayor probabilidad de agudizar los síntomas.

Tips de prevención

  • No beba alcohol, ni fume o tome café.
  • Mantenga un peso ideal.
  • Reduzca el consumo de frituras y grasas.
  • Acostúmbrese a tomar el agua y las bebidas calientes.
  • Tenga una alimentación equilibrada, nutritiva y saludable.
  • Realice ejercicios de relajación (especialmente de pelvis) y estiramiento.

Remedios Caseros

Cataplasma: Mezclar dos cucharadas de kion fresco rallado con dos de harina de linaza. Agregarle un poco de agua hirviendo para formar una masa. Aplicar bajo el vientre y abrigar la zona con una manta gruesa de algodón. Colocar sobre ella una bolsa de agua caliente. Dejar 20 minutos.

Fitoterapia: Tome una infusión de hojas de culén y muña cuatro veces al día.

Fitoterapia:  Infusión de manzanilla, canela y kion, una taza caliente tres veces al día.

Fitoterapia: Agregue alguna de estas: plantas aromáticas con propiedades antiespasmódicas y sedantes a las siguientes comidas: Ensaladas (albahaca, hinojo, menta), sopas (tomillo, toronjil, kion, orégano), guisos (albahaca, muña, orégano) y postres (anís, menta, cedrón).

Nutrición: Diez días antes de la regla empiece a tomar una tableta de niacina (vitamina B3) de 100 mg cuatro veces al día.

Nutrición: Tome una tableta de piridoxina (vitamina B6) de 100 mg con cada comida para reducir los espasmos musculares que producen dolor menstrual.

Nutrición: La deficiencia la dieta diaria una mayor incidencia de espasmos musculares. Una dosis extra de magnesio de 2 gramos al día ayuda a reducir los cólicos menstruales. En un vaso agregue el jugo de un limón, disuelva un sachet de cloruro de magnesio que contenga zinc. Aumente medio vaso de agua, renueva. Tome una dosis en ayunas y otra en la cena.

Masajes: Aplique una gota de aceite esencial de salvia a cuatro dedos de distancia debajo del ombligo. Empiece a realizar frotaciones en esta zona en forma circular en sentido horario durante 10 minutos.

Homeopatía: Disolver 10 gotas de colocynthis D6 en un poco de agua tibia. Tome cada 10 o 15 minutos hasta que el malestar disminuya, que debe ser entre una o dos horas. Luego alejar la toma y subir la dosis a 15 gotas. Tomar cuatro veces al día por tres días como máximo, como una ayuda para las crisis de dolor.

Busque un médico homeópata para que le prescriba un medicamento personalizado de fondo a su problema en particular.

Analgésico natural

Una de las recetas más tradicionales para eliminar los cólicos menstruales es consumir una taza de agua de canela bien caliente. Además de que su sabor es muy agradable, esta infusión constituye un analgésico natural que no perjudica su organismo.

Ruda medida

Algunas lo sienten muy fuertes y otras no tanto, pero todas las mujeres han sufrido las molestias de un cólico menstrual. Para evitar el dolor tome un puñado de hojas de ruda y póngalo a hervir en agua durante diez minutos; tómese dos tazas de la infusión al día.

Limonaria en la despensa

Mantenga una buena reserva de limonaria en su despensa ya que le será muy útil cuando alguien padezca un cólico menstrual. Con tan sólo una taza de agua de limonaria se alivia el dolor completamente.

Artemisa, cola u algo más

¿Cuántos productos hay en el mercado que no alivian los cólicos menstruales? ¡Muchos! Sin embargo, la verdadera solución es un remedio casero. Debe hacer un cocimiento con quince gramos de artemisa o altamisa, que es lo mismo, quince de caléndula y quince más de cola de caballo; tómese una cucharada de la mezcla cada ocho horas y nunca más tendrá que acudir a una farmacia.

Ahogue el dolor en aguardiente

Añadiendo una copita de aguardiente a un puñado de vira vira o huirá huirá, que son lo mismo, fermentada, se obtiene una medicina muy efectiva contra los cólicos menstruales.  Beba una taza de la mezcla cada vez que sienta dolor y no tendrá por qué preocuparse. Muchos afirman que la misma copa de aguardiente debe tomarse, pero con azúcar y sal.

¡Buena, buena... la hierbabuena!

Deliciosa y absolutamente garantizada; el agua de hierbabuena, levemente endulzada, constituye una agradable forma de disminuir los cólicos menstruales. Recuerde que entre más caliente se la tome, mejor efecto le produce.

Sí, los garbanzos también sirven

Hay muchas sustancias aprovechables aunque normalmente las desechamos sin darle importancia. El agua en la que fueron hervidos los garbanzos surte magníficos efectos medicinales, que ayudan a combatir el dolor producido por los cólicos menstruales. Basta con que tome una taza cuando sufra las molestias de la regla.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

Son pequeñas lesiones (cortes, rasguños y arañazos) que se producen en la piel en diferentes circunstancias. Si ha habido contacto con un clavo oxidado o no, astillas, polvo o cristal hay que tener cuidado para evitar una infección secundaria.

Es la inflamación o infección de la membrana que recubre la parte interior de los párpados y la parte blanca de los ojos.

Causas: Las más frecuentes son los malos hábitos de higiene y los virus. Otros agentes son los bacterianos, clamidiales, micóticos (hongos) y muy pocas veces los agentes parasitarios.

Es el trastorno intestinal psicosomático caracterizado por la presencia de uno o varios de los siguientes síntomas: malestar abdominal, dolor, espasmos, flatulencia excesiva, náuseas y cambios en el ritmo evacuatorio. Frecuentemente la diarrea puede alternar con el estreñimiento.

Es parte de un grupo de enfermedades que se caracterizan por una inflamación intestinal que causa úlceras en la membrana que recubre el recto y el colon. La colitis ulcerosa afecta solo a la mucosa del intestino grueso, específicamente al colon, suele haber hemorragia rectal o diarreas con sangre o sangrado rectal, dolor abdominal, a veces con fiebres.

El cólico de gases es la acumulación excesiva de gases en el tubo digestivo que produce dolores abdominales (cólicos). Por lo general no son molestos ni resultado de enfermedades importantes, sino más bien consecuencia de una mala alimentación. Los gases intestinales están formados por nitrógeno, oxígeno, anhídrido carbónico, hidrógeno y a veces metano.