Cólicos

Adiós, adiós, adiós

Hasta la persona más tranquila se desespera cuando un cólico ataca, y no es para menos.  Pero esos fuertes espasmos pueden aliviarse hirviendo un puñado de raíz de grama en medio litro de agua, durante quince minutos, y bebiendo de cuatro a seis tazas diarias.  También le sería muy útil mantenerse bien abrigada y evitar todo tipo de comidas irritantes.

Agua en cantidades

El agua  es  un  mineral precioso que ejerce  efectos tonificantes sobre todo el organismo. Si se acostumbra a ingerir un litro y medio de agua pura diariamente, es muy probable que jamás padezca de cólicos y se vea radiante a toda hora.

Ataque con el león

Los denominados "mordiscos" o cólicos estomacales constituyen un mal frecuente.  Si tiene ese problema le conviene tomar un puñado de diente de león, introducirlo en un poco de agua caliente e ingerir una taza de la infusión.  El sabor no es desagradable y la eficacia es total.

Pañitos de agua fría

No permita que un cólico estomacal le dañe el día. Si lo padece, colóquese paños de agua fría sobre el estómago y sentirá cómo el dolor desaparece al tiempo que se le arregla la jornada y el buen humor.

Dulcemente agrio

Cuando deba enfrentar un cólico estomacal, de esos bien contundentes, no sufra, tiene la solución en sus manos: prepare una agua de canela y añádale gotitas de limón; bébala bien caliente y considérese triunfador en su lucha contra el cólico.

Ruda y definitiva

Si tiene que encontrar un remedio efectivo contra los cólicos estomacales, no busque demasiado, aquí está: una taza de agua de ruda bien caliente. Es tan simple que no parece encerrar tantos poderes medicinales, pero al probarla se convencerá.

La flor y

Un buen mate hecho con flores de manzanilla, y sin endulzar es suficiente para aplacar el más terrible cólico estomacal. No soporte un dolor que puede eliminar con un remedio tan sencillo.

Lino y flor

Fabrique un saquito de lino y rellénelo con flores de heno y cósalo; después deposítelo en agua hirviendo, para luego escurrirlo y aplicarlo en la zona del dolor.

Anís y santo remedio

Desde tiempos inmemoriales se ha venido combatiendo los cólicos estomacales con un té de anís, y no hay ninguna razón para que usted se olvide de un remedio casero que ha sido efectivo desde mucho antes de sus bisabuelos.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

Son pequeñas lesiones (cortes, rasguños y arañazos) que se producen en la piel en diferentes circunstancias. Si ha habido contacto con un clavo oxidado o no, astillas, polvo o cristal hay que tener cuidado para evitar una infección secundaria.

Es la inflamación o infección de la membrana que recubre la parte interior de los párpados y la parte blanca de los ojos.

Causas: Las más frecuentes son los malos hábitos de higiene y los virus. Otros agentes son los bacterianos, clamidiales, micóticos (hongos) y muy pocas veces los agentes parasitarios.

Es el trastorno intestinal psicosomático caracterizado por la presencia de uno o varios de los siguientes síntomas: malestar abdominal, dolor, espasmos, flatulencia excesiva, náuseas y cambios en el ritmo evacuatorio. Frecuentemente la diarrea puede alternar con el estreñimiento.

Es parte de un grupo de enfermedades que se caracterizan por una inflamación intestinal que causa úlceras en la membrana que recubre el recto y el colon. La colitis ulcerosa afecta solo a la mucosa del intestino grueso, específicamente al colon, suele haber hemorragia rectal o diarreas con sangre o sangrado rectal, dolor abdominal, a veces con fiebres.

El cólico menstrual, es un trastorno menstrual caracterizado por un acceso doloroso que se siente de manera violenta e intensa bajo el vientre, conocido como dismenorrea. Se inicia antes del período menstrual. Los dolores severos y frecuentes pueden durar uno o más días, durante o hasta el final de la menstruación.