Cola de caballo (Equisetum Arvense)

Cola de caballo

Propiedades:

Diurética. Remineralizante. Su infusión purifica el estómago y las afecciones al hígado, bazo, riñones y vejiga. Calma los dolores producidos por los cálculos en la vejiga, y despeja las obstrucciones de las vías urinarias. Limpia el cutis de erupciones cutáneas con el cocimiento frío de esa hierba. Gargarismo con el cocimiento de esta planta cura las úlceras y otros padecimientos de las encías, el paladar y en la garganta. La acción de la cola de caballo es prodigiosa principalmente en las obstrucciones de las vías urinarias, los cálculos, las arenillas, almorranas, estancamiento de la sangre, fetidez de aliento, cáncer, lupus y otras enfermedades cutáneas.

Decocción.- Aplicar compresas de 70 gr. de cola de caballo en 5 litros de agua. También puede aspirarse. Cura la epistaxis.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

El zumaque es un arbusto que puede alcanzar más de 1 metro de altura e incluso hasta 3 en tierras fértiles. Sus ramas son herbáceas y resultan muy suaves al tacto debido a la enorme cantidad de fino vello que las recubre.

La zarzaparrilla es un arbusto de la familia de las Liliáceas, con tallos delgados, volubles, de uno a dos metros de largo y espinosas, sus hojas son pecioladas, alternas y ásperas con muchos nervios, acorazonadas, y persistentes.

La zaragotana es una hierba perteneciente a la provechosa familia de las plantagináceas. Es una planta velluda y glandulosa, de tallo muy simple, erguido y por lo general con hojas enfrentadas, lineales y sin rabillo. Las flores se agrupan en cabezuelas de forma ovoide, que nacen en las axilas de las hojas superiores.

La zamarrilla es una pequeña mata que apenas alcanza los 60 cm. de altura. Es blanquecina o dorada, con muchos tallos erguidos; las hojas son opuestas, sin rabillo, también blanquecinas o amarillentas; las flores se encuentran aglomeradas en el extremo de los tallos.

El género Rubus agrupa a especies de plantas pertenecientes a la familia de las rosáceas, se caracterizan por poseer tallos espinosos como los rosales y a menudo se les llama zarzas.