Cistitis

Cistitis - Remedios caseros

Es una infección de la vejiga urinaria. Los síntomas son variados: al orinar hay sensación de quemazón, tener la sensación de orinar y no poder, orina de color turbia, sensaciones de dolor, necesidad de orinar con mayor frecuencia, dolor en el pubis, dolor al mantener relaciones sexuales y en casos muy avanzados fiebre, secreciones de pus a través de la uretra e incluso sangre.

Causas: La causante de esta infección es la Escherichia coli, una bacteria que se encuentra en los intestinos, esta migra cuando hay mala higiene hacia la vagina y se multiplica rápidamente viajando por el tracto urinario hasta llegar a la vejiga. Otras causas son la incontinencia intestinal, diabetes, neuropatías, no tomar suficiente líquido.

Tips de prevención

- Realizar una buena higiene íntima limpiando la vagina de adelante hacia atrás.

- No usar ropa interior sintética.

- No usar pantalones apretados.

- Tomar abundante agua.

- No aguantar la orina si hay necesidad.

Remedios caseros

Fitoterapia: Iniciar el tratamiento con manayupa como planta depura; decocción por cinco minutos y tomar una taza cuatro veces al día durante dos semanas.

Fitoterapia: Paralelamente tomar una decocción de malva, una taza tres veces al día por una semana.

Fitoterapia: Luego preparar una decocción de pincopinco (tallo y hojas) y tomar una taza cuatro veces al día por quince días más.

Zumo: El extracto de arándano es un extraordinario desinflamante y antiséptico de las vías urinarias, hay que tomar por lo menos cuatro vasos diarios lejos de los alimentos.

Fitoterapia: Tomar una cápsula de perlas de ajo en aceite con cada comida.

Remedio a la mano

La cistitis, o inflamación de la vejiga, es susceptible de ser eliminada por medio de una medicina casera.  Coloque en agua caliente varias papas, muy bien lavadas.  Déjelas un rato en agua caliente y luego beba una taza cada ocho horas.  Repita hasta que cese la enfermedad.

Manía acuática

El agua es un elemento precioso, económico y completamente efectivo.  Evite esos tremendos dolores producidos por la cistitis consumiendo agua en forma permanente hasta convertirla en uno de sus más importantes hábitos.  Y además, nunca aguante las ganas de orinar.

En infusión o cataplasma

El buen funcionamiento del sistema urinario constituye una garantía para su buena salud. Por tanto, si sufre de cistitis debe hacer, cuanto antes, una infusión con un puñado de tallos de cola de caballo, junto con hojas de salvia y romero y dos puñados de tomillo en un litro de agua hirviendo. Deje reposar diez minutos, cuele y consuma cuatro tazas al día, o póngase las hierbas como cataplasma caliente sobre el vientre.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

Son pequeñas lesiones (cortes, rasguños y arañazos) que se producen en la piel en diferentes circunstancias. Si ha habido contacto con un clavo oxidado o no, astillas, polvo o cristal hay que tener cuidado para evitar una infección secundaria.

Es la inflamación o infección de la membrana que recubre la parte interior de los párpados y la parte blanca de los ojos.

Causas: Las más frecuentes son los malos hábitos de higiene y los virus. Otros agentes son los bacterianos, clamidiales, micóticos (hongos) y muy pocas veces los agentes parasitarios.

Es el trastorno intestinal psicosomático caracterizado por la presencia de uno o varios de los siguientes síntomas: malestar abdominal, dolor, espasmos, flatulencia excesiva, náuseas y cambios en el ritmo evacuatorio. Frecuentemente la diarrea puede alternar con el estreñimiento.

Es parte de un grupo de enfermedades que se caracterizan por una inflamación intestinal que causa úlceras en la membrana que recubre el recto y el colon. La colitis ulcerosa afecta solo a la mucosa del intestino grueso, específicamente al colon, suele haber hemorragia rectal o diarreas con sangre o sangrado rectal, dolor abdominal, a veces con fiebres.

El cólico menstrual, es un trastorno menstrual caracterizado por un acceso doloroso que se siente de manera violenta e intensa bajo el vientre, conocido como dismenorrea. Se inicia antes del período menstrual. Los dolores severos y frecuentes pueden durar uno o más días, durante o hasta el final de la menstruación.