Chirimoya (Annona Cherimola)

Chirimoya

Propiedades:

Diurético. Su componente mayoritario es el agua. Destaca su aporte de hidra-tos de carbono, entre los que predominan la glucosa y fructosa. Es pobre en grasas y proteínas, pero dado su alto contenido de azúcares, su valor calórico es bastante elevado. Respecto a otros nutrientes, es buena fuente de potasio y vitamina C, en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones. Además cumple una función antioxidante. Contribuye a reducir las tasas de colesterol en sangre y al buen control de la glucemia. Resulta muy recomendable para aquellas personas que sufren de hipertensión arterial o afecciones de vasos sanguíneos y corazón. Regula el estrés y reducen gran parte del ácido úrico. Por su contenido de calcio, retrasa el envejecimiento de los huesos.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

El zumaque es un arbusto que puede alcanzar más de 1 metro de altura e incluso hasta 3 en tierras fértiles. Sus ramas son herbáceas y resultan muy suaves al tacto debido a la enorme cantidad de fino vello que las recubre.

La zarzaparrilla es un arbusto de la familia de las Liliáceas, con tallos delgados, volubles, de uno a dos metros de largo y espinosas, sus hojas son pecioladas, alternas y ásperas con muchos nervios, acorazonadas, y persistentes.

La zaragotana es una hierba perteneciente a la provechosa familia de las plantagináceas. Es una planta velluda y glandulosa, de tallo muy simple, erguido y por lo general con hojas enfrentadas, lineales y sin rabillo. Las flores se agrupan en cabezuelas de forma ovoide, que nacen en las axilas de las hojas superiores.

La zamarrilla es una pequeña mata que apenas alcanza los 60 cm. de altura. Es blanquecina o dorada, con muchos tallos erguidos; las hojas son opuestas, sin rabillo, también blanquecinas o amarillentas; las flores se encuentran aglomeradas en el extremo de los tallos.

El género Rubus agrupa a especies de plantas pertenecientes a la familia de las rosáceas, se caracterizan por poseer tallos espinosos como los rosales y a menudo se les llama zarzas.