Cebada (Hordeum Vulgare)

Cebada

La cebada es una planta herbácea anual perteneciente a la provechosa familia de las gramíneas. Suele alcanzar 1 metro de altura, presenta tallos fistulosos, hojas lineales y una espiga casi tetrágona provista de tres espiguitas en cada saliente del raspajo. Se trata de un cereal de siega precoz. Y desde el punto de vista terapéutico interesan las semillas.

Propiedades:

Antidiarreico. Diurético. Hipolipemiante. Las semillas, durante la germinación producen un alcaloide conocido con el nombre de hordenina. También son ricas en enzimas, almidón, ácidos grasos instaurados y sales minerales de cromo, fósforo, hierro, calcio y magnesio. El alcaloide tiene propiedades adrenérgicas suaves, es antidiarreico, ya que inhibe los movimientos intestinales. Los enzimas cumplen una función digestiva. Es también diurético y el aceite de germen de trigo es bueno para rebajar el nivel de grasas en sangre, gracias a los ácidos grasos instaurados. Se emplea para ayudar a normalizar los niveles de azúcar en diabéticos. Con el grano de la cebada se prepara un producto conocido por todos: nos referimos a la malta. Aunque esta se puede obtener de otros cereales, la auténtica malta se extrae a partir de la cebada; una vez preparada, tiene varios usos: como sucedáneo del café en aquellos casos en que no conviene tomar cafeína; como alimento o medicamento en personas que padecen problemas digestivos varios, y como base para la elaboración de cerveza.

Decocción.- Se hierven 20 gr. de cebada en un litro de agua, durante 5 minutos. Se puede tomar la cantidad que se crea necesaria.

Polvo.- Se emplea la malta, que es la cebada germinada artificialmente y luego desecada. La cantidad a ingerir es de 5 a 20 gr. diarios, bien en cápsulas, bien añadido a sopas, purés o papillas.

Aceite de germen de cebada.- Se puede utilizar como uso alimentario normal.

Harina.- La harina de cebada diluida en agua bien caliente se aplica en forma de cataplasmas sobre abscesos e inflamaciones cutáneas.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

El zumaque es un arbusto que puede alcanzar más de 1 metro de altura e incluso hasta 3 en tierras fértiles. Sus ramas son herbáceas y resultan muy suaves al tacto debido a la enorme cantidad de fino vello que las recubre.

La zarzaparrilla es un arbusto de la familia de las Liliáceas, con tallos delgados, volubles, de uno a dos metros de largo y espinosas, sus hojas son pecioladas, alternas y ásperas con muchos nervios, acorazonadas, y persistentes.

La zaragotana es una hierba perteneciente a la provechosa familia de las plantagináceas. Es una planta velluda y glandulosa, de tallo muy simple, erguido y por lo general con hojas enfrentadas, lineales y sin rabillo. Las flores se agrupan en cabezuelas de forma ovoide, que nacen en las axilas de las hojas superiores.

La zamarrilla es una pequeña mata que apenas alcanza los 60 cm. de altura. Es blanquecina o dorada, con muchos tallos erguidos; las hojas son opuestas, sin rabillo, también blanquecinas o amarillentas; las flores se encuentran aglomeradas en el extremo de los tallos.

El género Rubus agrupa a especies de plantas pertenecientes a la familia de las rosáceas, se caracterizan por poseer tallos espinosos como los rosales y a menudo se les llama zarzas.