Callos - Callosidades

Callos - Callosidades - Remedios caseros

Es un engrosamiento que aparece en la piel. Por lo general se presenta en los pies, aunque también pueden aparecer en manos, dedos, codos y otras zonas del cuerpo. Los callos pueden ser pequeños y medir desde tres milímetros, hasta más de un centímetro, en especial cuando aparecen en los pies.

Causas: Lo más frecuente suelen ser las fricciones repetidas a la cual una zona de la piel es expuesta. Zapatos inadecuados en pies, lapiceros o herramientas rígidas en manos, son los causantes más frecuentes. También elementos rígidos o punzo cortantes agreden la piel, esta se defiende engrosándose para protegerse.

Tips de prevención

- Use zapatos apropiados con diseños ortopédicos.

- Cambie de calzado con regularidad. Evite los zapatos en punta y de taco alto.

- Si tiene problemas en los pies con juanetes use separadores ortopédicos de silicona para que estos no se friccionen.

- No corte los callos con navaja de afeitar, tijeras o elementos punzocortantes.

- Remoje el pie o hidrate con una mascarilla el callo antes de cortarlo o limarlo.

- Ir al pedicurista o podólogo con regularidad para hacer una higiene y exfoliación de piel superficial.

- Hidratarse la piel ayuda a prevenir su endurecimiento.

- Use guantes protectores si realiza labores fuertes con las manos.

Remedios caseros

Exfoliación: Remoje sus pies en agua caliente con flores de manzanilla para suavizar la piel endurecida. Luego exfolie el callo suavemente con piedra pómez.

Emplasto: Mezcle una cucharita de kion rallado con aceite de sacha inchi. Extienda el preparado sobre el callo y tape con una venda. Deje actuar dos horas y enjuague con agua caliente. Repita varias semanas hasta que disminuya su grosor por las noches.

Emplasto: Si son callos muy duros y extensos mezcle el jugo de un limón con un diente de ajo machacado. Extienda el preparado sobre el callo y cubra la zona con una venda. Deje actuar durante toda la noche. Por la mañana friccione suavemente con una lima para pies o piedra pómez y luego aplique unas gotas de aceite de sacha inchi.

Calzado: Si tiene problemas de callos en los pies vaya al ortopedista para que le elabore plantillas de espuma de hule o caucho a la medida, con esto redistribuimos el peso del cuerpo en los pies para que disminuya la agresión al callo y pueda ser tratado.

La mejor defensa: el ataque

Si ningún zapato se ajusta a su pie o si tiene horribles callos en cualquier parte del cuerpo, debe machacar varias hojas frescas de caléndula y aplicárselas en la parte afectada. Acabe con el callo antes de que el callo acabe con su paciencia.

Cualquier pastilla sirve

Tome una pastilla medicinal cualquiera, pulverícela y añádale luego jugo de limón. La pasta resultante es un remedio eficaz para aplicarse en cada callo y lograr resultados inmediatos.

Contra los más rebeldes

Para esos callos que resisten toda clase de tratamientos, lo mejor es frotarse un pedazo de cebolla todas las noches, o colocar pulpa de tomate con un vendaje. Al poco tiempo el callo desaparece, ¡póngale la firma!

Ojo al ajo

Nada desespera tanto como un callo.  Pero usted no puede dejarse abatir.  Sea enérgico: colóquese un poquito de ajo y ponga encima una curita durante toda la noche.  No se sabe ni siquiera de un callo que haya sobrevivido para contarlo.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

Son pequeñas lesiones (cortes, rasguños y arañazos) que se producen en la piel en diferentes circunstancias. Si ha habido contacto con un clavo oxidado o no, astillas, polvo o cristal hay que tener cuidado para evitar una infección secundaria.

Es la inflamación o infección de la membrana que recubre la parte interior de los párpados y la parte blanca de los ojos.

Causas: Las más frecuentes son los malos hábitos de higiene y los virus. Otros agentes son los bacterianos, clamidiales, micóticos (hongos) y muy pocas veces los agentes parasitarios.

Es el trastorno intestinal psicosomático caracterizado por la presencia de uno o varios de los siguientes síntomas: malestar abdominal, dolor, espasmos, flatulencia excesiva, náuseas y cambios en el ritmo evacuatorio. Frecuentemente la diarrea puede alternar con el estreñimiento.

Es parte de un grupo de enfermedades que se caracterizan por una inflamación intestinal que causa úlceras en la membrana que recubre el recto y el colon. La colitis ulcerosa afecta solo a la mucosa del intestino grueso, específicamente al colon, suele haber hemorragia rectal o diarreas con sangre o sangrado rectal, dolor abdominal, a veces con fiebres.

El cólico menstrual, es un trastorno menstrual caracterizado por un acceso doloroso que se siente de manera violenta e intensa bajo el vientre, conocido como dismenorrea. Se inicia antes del período menstrual. Los dolores severos y frecuentes pueden durar uno o más días, durante o hasta el final de la menstruación.