Cálculos Renales

Cálculos Renales - Remedios caseros

Son formaciones de sales minerales, principalmente de calcio, que se acumulan en cualquier parte del tracto urinario. Estas piezas de material cristalino o rojizo que se forman dentro de los riñones, pueden ser de oxalatos, fosfato cálcico, uratos, fosfato amoniaco de magnesio y cistina. Cuando los cálculos están situados en esta zona produce un dolor agudo que paraliza. A veces suele haber rastros de sangre en la orina sin que se presente necesariamente dolor al inicio, sin embargo, si este es el caso, un cólico renal es inminente.

Causas: El poco consumo de agua, o el exceso de agua dura y alimentos ricos en minerales inorgánicos suelen ser la causa principal.

Tips de prevención

- Elimine la leche y derivados.

- Reduzca las carnes rojas y pescado, ya que estos son ricos en ácido úrico.

- Los alimentos refinados ayudan a la conversión de sales minerales en sales de calcio.

- Aumente el consumo de agua a dos litros al día,

- Evite los suplementos vitamínicos que contengan solo calcio o vitamina D.

- No tome antiácidos que contengan calcio.

Remedios caseros

Baños calientes: El baño caliente dilata los uréteres y favorece la eliminación del cálculo.

Homeopatía: Si le han detectado un cálculo en los riñones, prepare una fórmula homeopática en gotas para combatir la crisis. Colocynthis D6, berberís D6, solidado D6 y sarsaparrilla D6.

Tome diez gotas en un vaso con agua cada hora hasta mejorar y salir de la crisis. Luego continúe con 15 glóbulos cada cuatro horas por una semana y complete el tratamiento con ayuda profesional.

Fitoterapia: Prepare dos de decocción de chancapíedra (planta entera), con estigmas de maíz (pelo de choclo) y cola de caballo. Tome un vaso grande cada dos horas.

Bebida: Aumente el consumo de líquidos. Tome dos litros de infusión de flor de arena con malva.

Alimentación: Prepare un caldo de tres papas grandes en un litro de agua. Añada un choclo mediano y poro. Tome el agua durante el día.

Para que escoja

Hay  muchos  remedios para  los cálculos renales: lo  importante es  que realmente quiera curarse, que siga disciplinadamente el tratamiento, cuando tenga dolor bébase una taza de zumo de limón bien caliente y pasará pronto.  Y para eliminar los cálculos beba con  frecuencia unas cuatro veces al día, jugo de apio, alternando este medicamento con un refresco que deberá preparar poniendo a hervir las flores de un racimo de manzanilla, el cual le hará expulsar con la orina esa arenilla que es la textura de los cálculos.

Una barba... ¡bárbara!

Los cálculos renales son una pesada cruz para cualquier persona porque, además de dolorosos, resultan bastante difíciles de destruir. Pero como nada es imposible para la naturaleza, le recomendamos hacer una agüita con la barba de la mazorca y tomarla regularmente; los hechos comprobará la efectividad de nuestro consejo.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

Son pequeñas lesiones (cortes, rasguños y arañazos) que se producen en la piel en diferentes circunstancias. Si ha habido contacto con un clavo oxidado o no, astillas, polvo o cristal hay que tener cuidado para evitar una infección secundaria.

Es la inflamación o infección de la membrana que recubre la parte interior de los párpados y la parte blanca de los ojos.

Causas: Las más frecuentes son los malos hábitos de higiene y los virus. Otros agentes son los bacterianos, clamidiales, micóticos (hongos) y muy pocas veces los agentes parasitarios.

Es el trastorno intestinal psicosomático caracterizado por la presencia de uno o varios de los siguientes síntomas: malestar abdominal, dolor, espasmos, flatulencia excesiva, náuseas y cambios en el ritmo evacuatorio. Frecuentemente la diarrea puede alternar con el estreñimiento.

Es parte de un grupo de enfermedades que se caracterizan por una inflamación intestinal que causa úlceras en la membrana que recubre el recto y el colon. La colitis ulcerosa afecta solo a la mucosa del intestino grueso, específicamente al colon, suele haber hemorragia rectal o diarreas con sangre o sangrado rectal, dolor abdominal, a veces con fiebres.

El cólico menstrual, es un trastorno menstrual caracterizado por un acceso doloroso que se siente de manera violenta e intensa bajo el vientre, conocido como dismenorrea. Se inicia antes del período menstrual. Los dolores severos y frecuentes pueden durar uno o más días, durante o hasta el final de la menstruación.