Cálculos en la vejiga

Las piedras en la vejiga se detectan mediante una ecografía o una radiografía. En este último caso, hay que tener en cuenta que hay algunas piedras (las de ácido úrico) que pueden no verse en las radiografías simples y que requerirían una exploración con contraste (denominada urografía) para ser detectadas. También pueden comprobarse realizando una cistoscopia, que consiste en introducir en la vejiga, a través de la uretra, un instrumento en forma de tubo alargado para ver o captar imágenes en vídeo de su interior.

Causas: Pueden aparecer debido a una dieta baja en fósforo y proteínas. También es común que los desarrollen las personas que sufren de gota o aquellas con enfermedades que elevan el nivel de calcio en la sangre y la orina, como el hiperparatiroidismo.

Síntomas: Los síntomas ocurren cuando el cálculo irrita el revestimiento de la vejiga u obstruye el flujo de orina proveniente de ésta. Los síntomas pueden abarcar: dificultad al orinar, incontinencia de la orina debido a estrés. En infección: orina olorosa y turbia, dolor al orinar, dolor o molestia en el pene, fiebre y dolor en la parte inferior del abdomen.

Remedios caseros

Arroz: Para estimular el flujo de orina y mantener en buen estado el sistema urinario tome agua de arroz.

Espinaca: Tomar el cocimiento de las hojas de espinacas o comer las hojas crudas en ensaladas.

Papa: Ingerir diariamente 250 ml de jugo de papa. También puede tomarse en sopa durante el almuerzo.

Alfalfa: Tomar este producto (en píldoras o cápsulas) con un vaso de agua tibia durante dos días dos veces al día.

Hierbabuena: Tomar píldoras de hierbabuena es muy efectivo para eliminar los cálculos alojados en la vesícula.

Palta: Hervir varias hojas de palta en una taza de agua durante 5 minutos. Retirar del fuego y tomar tibio 3 tazas al día.

Alcachofa: Hervir una alcachofa pequeña entera, lavada, en medio litro de agua durante 10 minutos. Retirar del fuego y tomar a lo largo del día. Procurar que la bebida se encuentre tibia.

Piña: En medio vaso de aceite de oliva, licuar una rebanada de piña verde, tomar en ayunas una vez cada 6 meses.

Limón: Tomar 1 cucharada de aceite i de oliva y el zumo de 2 ó 3 limones cada 3 horas. Es necesario que se evite comer queso, huevos y tomar leche ya que su i alto contenido de calcio, contribuye a la formación de cálculos.

Rábanos negros: Rayar 1 rábano y mezclar con aceite de oliva. Se toma: una cucharada sopera en ayunas, más o menos media hora antes del desayuno.  Este tratamiento dura 40 días.

Plantas medicinales

Cola de caballo: Tomar el coci-miento de 20 gr. de planta por litro de agua, de 2 a 3 tazas al día.

Grama: Hervir 28 gr. de raíces en 1 litro de agua durante 15 minutos. Dejar reposar y colar. Tomar cuanto se desee. Para evitar el sabor amargo se le puede agregar azúcar. Es recomendable añadir menta o anís para mejorar el sabor.

Hinojo: Tomar la infusión de 20 a 30 gr. de semillas por litro de agua. También tomar el cocimiento de la raíz (hervir 25 gramos de raíz en 1 litro de agua entre 15 y 30 minutos).

Pino: La capacidad diurética de esta planta  puede  resultar  muy adecuada para el tratamiento de piedras o cálculos. (Decocción durante 10 min. de 5 cucharadas de hojas secas por litro de agua. Dejar enfriar y beber 3 tazas al día.)

Celidonia: Especialmente indicada para los problemas de cálculos o insuficiencia (Preparados de esta planta de venta en farmacias o en herbolarios de acuerdo al prospecto).

Cardo mariano: Ayuda a prevenir la formación de cálculos (1 ml de tintura 3 veces al día).

Menta: Cualquier variedad de menta posee propiedades calmantes, muy útiles para reducir el dolor agudo provocado por un cólico debido a los cálculos.

Malvavisco: (Althaea officinalis) Al igual que la menta tiene propiedades calmantes y antiinflamatorias que se utilizan para el aparato urinario (Utilizar dos cucharaditas al día de polvo de raíz seca, mezclada en jalea o miel para que resulte agradable).

Cúrcuma o palillo: Utilizada para disminuir el tamaño de las piedras o evitar su formación. Es un condimento y un colorante que se obtiene del polvo de la raíz seca y que se utiliza para sazonar ciertos platos. Es uno de los ingredientes del curry, junto con el coriandro, el kión, el cardamomo, la mostaza o el comino. (Comer curry o utilizar cúrcuma para sazonar las comidas).

Rábano blanco: Aplicación de una loción sobre la zona dolorida con el jugo de rábano blanco. Nunca mantener en el sitio por más de 20 minutos.

Trébol: Se utiliza para realizar un ungüento que calma el dolor. (Realizar una decocción a fuego lento de flores tiernas en agua hasta que el agua se evapore formando una pasta espesa que se combina con cera de abeja y se guarda en un tarro de cristal bien cerrado).

Romero: Las infusiones de las sumidades floríferas secas pueden calmar el dolor. Si añadimos un puñado de planta seca al agua de baño, nos aliviará.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

Son pequeñas lesiones (cortes, rasguños y arañazos) que se producen en la piel en diferentes circunstancias. Si ha habido contacto con un clavo oxidado o no, astillas, polvo o cristal hay que tener cuidado para evitar una infección secundaria.

Es la inflamación o infección de la membrana que recubre la parte interior de los párpados y la parte blanca de los ojos.

Causas: Las más frecuentes son los malos hábitos de higiene y los virus. Otros agentes son los bacterianos, clamidiales, micóticos (hongos) y muy pocas veces los agentes parasitarios.

Es el trastorno intestinal psicosomático caracterizado por la presencia de uno o varios de los siguientes síntomas: malestar abdominal, dolor, espasmos, flatulencia excesiva, náuseas y cambios en el ritmo evacuatorio. Frecuentemente la diarrea puede alternar con el estreñimiento.

Es parte de un grupo de enfermedades que se caracterizan por una inflamación intestinal que causa úlceras en la membrana que recubre el recto y el colon. La colitis ulcerosa afecta solo a la mucosa del intestino grueso, específicamente al colon, suele haber hemorragia rectal o diarreas con sangre o sangrado rectal, dolor abdominal, a veces con fiebres.

El cólico menstrual, es un trastorno menstrual caracterizado por un acceso doloroso que se siente de manera violenta e intensa bajo el vientre, conocido como dismenorrea. Se inicia antes del período menstrual. Los dolores severos y frecuentes pueden durar uno o más días, durante o hasta el final de la menstruación.