Cálculos Biliares

Cálculos en la vesícula biliar - Remedios caseros

Los Cálculos en la vesícula biliar son la solidificación de la bilis o del colesterol o de pigmentos que se encuentran en la vesícula biliar, las cuales adquieren formas similares a las de las piedras. Cuando están dentro de la propia vesícula biliar se llama colelitiasis y cuando se encuentran en las vías biliares se llama coledocolitiasis. Los cálculos pueden ser desde el tamaño de una arena o sal hasta el de un huevo y se puede tener uno o varios cálculos. Estos pueden obstruir las vías biliares y producir una infección grave, por lo cual hay que tener mucho cuidado.

Causas: Los cálculos están estrechamente relacionados con su funcionamiento deficiente y la composición de la bilis. Cuando hay demasiado colesterol en la vesícula biliar, demasiada bilirrubina o escasez de sales biliares, o cuando la vesícula biliar no expulsa todo su contenido como debiera ser, se forman estas famosas piedras. Algunas enfermedades como la cirrosis pueden contribuir en su desarrollo.

Tips de prevención

- Evitar el sobrepeso es un factor de riesgo importante.

- Evitar grasas de origen animal y sobre todo las frituras.

- Realizar deportes aeróbicos.

- Ingerir ensaladas crudas todos los días.

- Verduras como la balsamina, alcachofa y berros previenen la pereza vesicular y las posibilidades de formar cálculos.

Remedios caseros

Fitoterapia: Tome una taza de infusión de hojas de alcachofa y boldo antes de las comidas.

Fitoterapia: Adicionalmente tome una taza caliente de cocimiento de chancapiedra con agracejo cada tres horas.

Alimentación: Prepare un caldo de verduras con kion, alcachofa y poro. Tome una taza pequeña en la cena no más de las siete de la noche.

Aceite de oliva: Antes de dormir, caliente (aprox. a 37 grados de temperatura) un vaso de aceite de oliva en baño María y tómelo rápidamente.

Inmediatamente después tome una taza de limonada (dos limones) caliente sin azúcar.  No se acueste para dormir todavía, si desea puede sentarse o recostarse en un mueble o en la cama hacia el lado izquierdo. Si hay deseos de eructar hacerlo sin ninguna limitación. Se recomienda al día siguiente aplicarse un enema con un litro de infusión de paico y hierba buena. Hacer esta cura una vez por semana durante un mes.

Nutrición: Disuelva un sachet de cloruro de magnesio en jugo de limón, luego añada medio vaso de agua. Tome una dosis en ayunas y otra en el almuerzo.

Lecitina de soya: Tome una cucharada de lecitina en gránulos o su equivalente en cápsulas (6) con cada comida.

Amargo remedio, dulce prevención

Los cálculos biliares son un problema que exige medidas preventivas radicales. Beba regularmente el jugo de un limón mezclado con una cucharada de aceite de oliva. No lo dude, es una medicina certificada hasta por los más escépticos.

Una hierba muy barata

Parece increíble pero hasta la grama, también conocida como grama dulce, tiene un enorme valor curativo.  Para acabar con los cálculos biliares, hierva la raíz en un litro de agua durante veinte minutos; tómese cinco tazas diarias y compruebe cómo hasta los elementos más corrientes guardan secretos insospechados.

El rábano espanta los dolores

Desde el primer día en que sienta el dolor producido por los cálculos biliares, tome un rábano y lávelo en jugo de limón; después ingiera una porción cada media hora.  Durante los siguientes días repita la operación, pero cada dos horas, y continúe con el tratamiento hasta que desaparezca la enfermedad.

Calcule con precisión

Tome nota exacta de la siguiente receta, especial para los cálculos biliares. Cocine dos cebollas en cuatro cucharadas de aceite de oliva, una cucharadita de manteca y media taza de agua.  Consuma esa bebida bien caliente durante variosdías y sentirá una notoria mejoría.

Los destruye todos

Ato se deje agobiar por los cálculos biliares. Tome, en ayunas, una cucharada de aceite de oliva y un vaso de jugo de pina; espere una hora y consuma un laxante. Haga lo mismo durante dos días y verificará que ningún cálculo resiste la acción de este remedio.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

Son pequeñas lesiones (cortes, rasguños y arañazos) que se producen en la piel en diferentes circunstancias. Si ha habido contacto con un clavo oxidado o no, astillas, polvo o cristal hay que tener cuidado para evitar una infección secundaria.

Es la inflamación o infección de la membrana que recubre la parte interior de los párpados y la parte blanca de los ojos.

Causas: Las más frecuentes son los malos hábitos de higiene y los virus. Otros agentes son los bacterianos, clamidiales, micóticos (hongos) y muy pocas veces los agentes parasitarios.

Es el trastorno intestinal psicosomático caracterizado por la presencia de uno o varios de los siguientes síntomas: malestar abdominal, dolor, espasmos, flatulencia excesiva, náuseas y cambios en el ritmo evacuatorio. Frecuentemente la diarrea puede alternar con el estreñimiento.

Es parte de un grupo de enfermedades que se caracterizan por una inflamación intestinal que causa úlceras en la membrana que recubre el recto y el colon. La colitis ulcerosa afecta solo a la mucosa del intestino grueso, específicamente al colon, suele haber hemorragia rectal o diarreas con sangre o sangrado rectal, dolor abdominal, a veces con fiebres.

El cólico menstrual, es un trastorno menstrual caracterizado por un acceso doloroso que se siente de manera violenta e intensa bajo el vientre, conocido como dismenorrea. Se inicia antes del período menstrual. Los dolores severos y frecuentes pueden durar uno o más días, durante o hasta el final de la menstruación.