Remedios protectores contra el Glaucoma

Jugo protector contra el glaucoma

Es una enfermedad del ojo que provoca pérdida gradual de la visión y puede ocasionar ceguera total e irreversible. Se produce por el incremento de la presión dentro del ojo, lo que lesiona el nervio óptico. Generalmente no presenta síntomas, por lo que muchas veces no se detecta a tiempo, pero (as personas mayores de 60 años, los parientes de personas con glaucoma o aquellos que sufren diabetes o miopía deben tener un mayor cuidado preventivo pues en esos casos existe un mayor riesgo de desarrollar glaucoma.

La calabaza

La planta pertenece a la familia de las Cucurbitáceas, es una hierba con tallo rastrero o trepador de hasta 10 metros de longitud. Las hojas son acorazonadas y onduladas, presenta flores acampanadas de color amarillo y el fruto es de piel gruesa anaranjada y puede llegar a batir increíbles récords de tamaño y peso. Por ello, si bien crece en casi cualquier tipo de suelo, la planta necesita de un amplio espacio para el cultivo.

Para qué se utiliza

Es ideal contra enfermedades de los huesos, también para fortalecer el cerebro, los ojos y el sistema digestivo, ya que combate la diarrea y elimina lombrices de los intestinos. Además, alivia dolores reumáticos, combate la anemia y aclara manchas en la piel. Preparada como cataplasma, puede aliviar quemaduras y disminuir la fiebre.

Propiedades

La calabaza tiene protectores naturales ideales: es antidiarreica, laxante, emoliente, analgésica, antiparasitaria, depurativa y desinflamante. Contiene potasio, calorías, grasas, fibras, minerales y vitaminas, sobre todo del tipo A, B y C.

Jugo protector contra el glaucoma

Tomar 1 vaso recién preparado por las mañanas.

Ingredientes:

  • 1/2 taza de calabaza
  • 1/2 taza de tomate

Preparación:

Pique la calabaza y los tomates y luego lleve todos los trozos a la licuadora. Licúe bien y sirva sin colar.

Advertencia.- No pele los tomates, pues la cascara del tomate contiene propiedades anticancerígenas.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

El sol es fuente de salud y energía, pero sin los cuidados preventivos adecuados también puede ser el principal causante del envejecimiento prematuro de la piel y el cáncer cutáneo.

En caso de una infección, la fiebre cumple básicamente tres funciones. Primero, aumenta ¡a temperatura corporal para inhibir el crecimiento de las bacterias y virus, ya que la mayoría de estos microorganismos no están adaptados para vivir a más de 37° C. Segundo, al aumentar la temperatura se eleva también la producción de glóbulos blancos,, propiciando así el desarrollo de anticuerpos.

La fiebre se caracteriza por un aumento de la temperatura del cuerpo por encima de lo normal, en promedio se puede decir que se considera fiebre a partir de 37.5° o 38° C. No es una enfermedad en sí, sino que ocurre cuando parte importante de las defensas del organismo hacen frente a un mal, generalmente una infección.

El cabello graso es consecuencia de un exceso de producción de sebo, por partes de las glándulas sebáceas, en el cuero cabelludo. Esta grasa sobrante se desliza a lo largo del cabello pero no siempre lo afecta hasta el final, por eso hay casos de cabello graso en la raíz y seco en las puntas (llamado cabello mixto).

Debido al clima frío, la exposición a sol, al viento o al agua, o en ocasiones sin razón aparente, los labios se secan e irritan. La piel de los labios es muy delgada y sensible, por lo que se agrieta fácilmente produciendo heridas un tanto dolorosas e incómodas a la hora de comer o hablar.