Manchas en cutis seco

Mascarilla humectante de fresas y huevo

El cutis seco se caracteriza por la falta de humedad, que suele darse por un mal funcionamiento de las glándulas sebáceas, encargadas de producir las cantidades necesarias de aceite para la piel. Aunque en ocasiones también se puede dar por la falta de algunas vitaminas o minerales. Este tipo de piel es más sensible y propensa a las arrugas y líneas de expresión, pero menos predispuesto al acné. Lo ideal para personas con cutis secos es aplicarse mascarillas o ungüentos con productos naturales con propiedades hidratantes.

Las fresas

Es el fruto de una planta rastrera de la familia de las rosáceas, originaria de América. El fruto es una baya carnosa de color rojo intenso, casi redondo, comestible y fragante. Necesita de un clima templado para crecer y se puede cultivar fácilmente en jardines y macetas.

Para qué se utiliza

Se usa mucho en la elaboración de mascarillas para tratamientos del cutis, pues ayuda a disminuir las manchas, las arrugas, el enrojecimiento por quemadura solar y a otorgar suavidad. También son buenas contra el estrés y el cansancio pues brindan una sensación de tranquilidad y bienestar general.

Propiedades

Por su función antioxidante absorbe los radicales libres que pueden causar enfermedades crónicas. También es diurética, antiinflamatoria, reconstituyente y depurativa. Sus beneficios para la salud no se encuentran solo en el fruto sino también en las hojas y la raíz de la planta.

Mascarilla humectante

No es necesario usarla todos los días.  Aplique hasta atenuar las manchas.

Ingredientes:

  • 8 a 10 fresas medianas bien maduras
  • 1 huevo

Preparación:

Separe la clara de la yema del huevo y bata. Primero la clara, luego agregue la yema y las fresas previamente chancadas y mezcle bien. Aplique el preparado en el rostro y déjelo actuar entre 20 y 30 minutos antes de lavar.

Advertencia.- Las fresas procesadas se deben consumir al instante, pues van perdiendo poco a poco la fuerza de sus propiedades con el paso de los días.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

Raspones, pequeños cortes, arañazos e hincones con objetos punzantes pueden ser considerados como pequeñas heridas, pero que si se presentan en el rostro pueden provocar dolor e incomodidad (física y psíquica). Las heridas cerradas generalmente se inflaman, pero si presentan sangre es porque están un poco abiertas y en estos casos se puede ayudar a acelerar el proceso de cicatrización.

Las heridas superficiales son aquellas que afectan a la epidermis y al tejido subcutáneo, mientras que las heridas profundas comprometen otras estructuras del organismo, como músculos, tendones, nervios o vasos sanguíneos. También pueden ser abiertas, lo que implica que tiene sangre fresca fluyendo activamente.

Se refiere a la pérdida de sangre del tejido que recubre la nariz y casi siempre ocurre únicamente por una fosa. La nariz tiene varios vasos sanguíneos diminutos que pueden sangrar fácilmente si, por ejemplo, el aire frío seca e irrita las membranas que las recubren formando costras que luego, al irritarse o sobarlas sangran.

En el embarazo la mujer experimenta cambios no solo en el interior de su organismo sino también en el exterior. Se produce una explosión hormonal que provoca el estiramiento de la piel, picazón general del cuerpo, aumento de sudoración y de vellosidad en la cara, brazos y piernas.

Ocurren cuando se aplica más presión sobre un hueso de la que este puede soportar. Si el hueso fracturado sobresale de la piel, entonces se trata de una fractura expuesta. Los síntomas involucran hinchazón, hematomas, en ocasiones sangrado, dolor intenso, entumecimiento y hormigueo, dificultad para el movimiento de la extremidad cercana, entre otros.