Hemorragia nasal

tapón nasal

Se refiere a la pérdida de sangre del tejido que recubre la nariz y casi siempre ocurre únicamente por una fosa. La nariz tiene varios vasos sanguíneos diminutos que pueden sangrar fácilmente si, por ejemplo, el aire frío seca e irrita las membranas que las recubren formando costras que luego, al irritarse o sobarlas sangran. Otras posibles causas del sangrado nasal incluyen hurgarse o sonarse la nariz con mucha fuerza, la rinitis alérgica, el aire muy frío y seco o lesiones directas, entre otras.

La ortiga

Es una planta de la familia de las urticáceas, considerada dentro del grupo de “malas hierbas” pero con diversos beneficios para la salud. Existen alrededor de 30 especies, entre las principales están la ortiga mayor y la menor. La primera, conocida también como ortiga verde, es la más común. Mide entre 50 y 150 centímetros y tiene más propiedades que la menor. Esta última suele crecer al lado de la mayor y alcanza los 60 centímetros. Ambas tienen pelos que producen picor al tocarlos.

Para qué se utiliza

En uso externo es ideal para detener hemorragias, para la urticaria y para controlar la pérdida del cabello. En infusión, ayuda a tratar el reumatismo, la artritis, la gota, las afecciones de la vejiga y de la piel. Ayuda a limpiar el organismo, eliminar líquidos y aumentar la secreción de leche en las madres.

Propiedades

Contiene minerales como hierro, calcio, potasio y magnesio, así como vitaminas A y C. Pero además de ser muy nutritiva tiene también propiedad diurética, depurativa, antihemorrágica, antialérgica, antiinflamatoria, astringente, remineralizante, analgésica y afrodisiaca. También es ideal en casos de anemia, diabetes y reumas.

Tapón nasal

Aplique solo en caso de hemorragia nasal.  Deje actuar hasta parar el sangrado.

Ingredientes:

  • 15 a 20 hojas de ortiga

Preparación:

Muela las hojas de ortiga, y si estas se encuentran muy secas, debe agregar unas gotas de agua antes. Con el líquido obtenido de las hojas remoje un pequeño trozo de algodón y aplíquelo con cuidado dentro de la fosa nasal que presenta la hemorragia.

Advertencia.- Después de obtener la planta de ortiga, déjela reposar por lo menos un día antes de manipularla para evitar que pique o irrite.

Quizá también te interese
Contenido Relacionado

Raspones, pequeños cortes, arañazos e hincones con objetos punzantes pueden ser considerados como pequeñas heridas, pero que si se presentan en el rostro pueden provocar dolor e incomodidad (física y psíquica). Las heridas cerradas generalmente se inflaman, pero si presentan sangre es porque están un poco abiertas y en estos casos se puede ayudar a acelerar el proceso de cicatrización.

Las heridas superficiales son aquellas que afectan a la epidermis y al tejido subcutáneo, mientras que las heridas profundas comprometen otras estructuras del organismo, como músculos, tendones, nervios o vasos sanguíneos. También pueden ser abiertas, lo que implica que tiene sangre fresca fluyendo activamente.

El cutis seco se caracteriza por la falta de humedad, que suele darse por un mal funcionamiento de las glándulas sebáceas, encargadas de producir las cantidades necesarias de aceite para la piel. Aunque en ocasiones también se puede dar por la falta de algunas vitaminas o minerales.

En el embarazo la mujer experimenta cambios no solo en el interior de su organismo sino también en el exterior. Se produce una explosión hormonal que provoca el estiramiento de la piel, picazón general del cuerpo, aumento de sudoración y de vellosidad en la cara, brazos y piernas.

Ocurren cuando se aplica más presión sobre un hueso de la que este puede soportar. Si el hueso fracturado sobresale de la piel, entonces se trata de una fractura expuesta. Los síntomas involucran hinchazón, hematomas, en ocasiones sangrado, dolor intenso, entumecimiento y hormigueo, dificultad para el movimiento de la extremidad cercana, entre otros.