Recomendaciones para dormir bien y gozar de un sueño reparador

Recomendaciones para dormir bien y gozar de un sueño reparador

Se puede incrementar la producción de melatonina de forma natural exponiéndose a la luz del sol durante el día (y también a bombillas de espectro total) y a una absoluta oscuridad durante la noche. Se deben usar cortinas o persianas que no dejen pasar la luz del exterior. El nivel de oscuridad debe ser tal que no veamos nuestra mano si la colocamos delante de la cara. También se debe evitar encender la luz si se va al baño por la noche, lo que interrumpe la producción de melatonina durante el resto de la noche. Incluso cuando estamos expuestos a una pequeña cantidad de luz, natural o artificial, y aunque tengamos los ojos cerrados, el cuerpo interpreta que ha finalizado la noche y comienza un nuevo día, por lo que interrumpe la producción de melatonina.

Científicos británicos han sugerido que el incremento en la incidencia de leucemia infantil en UK, Europa y los Estados Unidos puede deberse a la exposición nocturna a la luz. El electro smog provoca una pérdida de sincronización de los biorritmos. Los llamados “genes reloj” se descubrieron hace sólo 5 años. Anomalías en su funcionamiento pueden provocar que las células no respondan a las señales que interrumpen la división celular o las que indican a las células anormales que se destruyan (apostosis).

Las diferentes fases REM –fase de descanso cognitivo– que se suceden mientras dormimos disminuyen al someternos a CEM.

Es imprescindible no dejar el móvil encendido o aparatos eléctricos en las cercanías de la cama. Los radio despertadores son especialmente nocivos, puesto que a las emisiones electromagnéticas que producen se suma la luz emitida por los números de la pantalla digital. Ni que decir tiene que las mantas eléctricas son también desaconsejables.

Por otro lado, resulta de suma importancia medir las radiaciones electromagnéticas del dormitorio con objeto de reducirlas al mínimo durante la noche.

El informe del biofísico neozelandés Neil Sherry (Junio 2000), realizada a petición del Parlamento Europeo, concluye “la radiación electromagnética de baja frecuencia (como la emitida por los teléfonos móviles) es perjudicial para el cerebro, corazón, feto, hormonas y células. A través de resonancias con los cuerpos y las células, la radiación interfiere en la comunicación intercelular, su crecimiento y regulación, dañando la base genética de la vida”.

Aunque lo principal es minimizar en todo lo posible la exposición a los CEM, creo que hoy en día resulta imprescindible llevar siempre encima algún tipo de protección. Según los expertos el colgante Qlink es el sistema de protección contra los CEM de mayor calidad que existe hoy en día, y el más usado en todo el mundo.

El colgante QLink es fruto de más de 25 años de investigación en las instituciones científicas más prestigiosas del mundo: Universidad de Stanford, Universidad de California Irvine, The Imperial College de Londres y el Instituto del Cáncer de Viena.

El término QLink deriva de Quantum Link porque la tecnología SRT (Tecnología de Resonancia Simpática) interactúa con las energías sutiles objeto de la física cuántica.

El Qlink actúa como un diapasón programado con la nota o frecuencia ideal de un organismo saludable. Durante los primeros días el Qlink se ajusta o se 'sintoniza' con el campo energético de una persona. Posteriormente cuando la persona pierda su estado de equilibrio debido a estrés físico, mental o emocional, o a interferencias externas como emisiones electromagnéticas (móvil, ordenador), el Qlink recuerda al organismo su frecuencia ideal.