Pasar al contenido principal

Limpieza Estomacal

En toda presentación

La espinaca es un excelente laxante que ayuda a limpiar el aparato digestivo, dejando múltiples beneficios a la salud; esta planta es muy recomendada para tratar estreñimiento, artritis, anemia, alteraciones digestivas y otra gran cantidad de enfermedades. Por eso, el mejor consejo que podemos darle es que la incluya en sus hábitos alimenticios. Consúmala como quiera, enjugo, caldo, torta, tortilla con huevos, cruda, o en fin, como se le ocurra. Una buena manera de prepararla, es la siguiente: cocínelas en agua y sal; escúrralas en un colador para quitarles toda el agua; luego, póngalas en un sartén y frítelas en mantequilla con perejil y cebolla triturada.

Es un hecho

¿Quién podría imaginarse que el helecho común tiene propiedades laxantes?  ¡Pero así es! Si desea limpiar su organismo para mejorar la digestión, eliminar las flatulencias y, en general, sentirse bien, prepare un cocimiento con un puñado de rizomas (raíces) machacadas; tome todos los días una taza en ayunas y sienta la diferencia.

Un laxante suave

Con la mitad de una hoja de alcachofa haga una infusión y bébala para limpiar su estómago.  Esta receta casera también sirve contra el desgano en el comer.

Para cuidar estómagos

Ponga a hervir aproximadamente un litro de agua; diluya diez gramos de pulpa de fruta de cañafístula o cassia; cuele el preparado y tome de tres a cinco tazas diarias, para asegurar una completa limpieza del estómago.

Contenido Relacionado

Un consuelo de primera

Aunque parezca extraño

Este medicamento se prepara orinando en una vasija limpia y agregando un puñado de sal común, bien molida; cualquier llaga puede lavarse con ese líquido y luego se aplican talcos corrientes sobre la herida.  Los buenos efectos serán simplemente incontrovertibles.

Todo un tormento

Como una plastilina

Es terrible soportar ese dolor en la cintura y la cadera producido por el lumbago.  Pero su movimiento puede volver a ser flexible y normal si prepara un cocimiento con un puñado de romero y otro de salvia en un litro de agua.  Beba tres tazas diarias y pronto sentirá como si su cuerpo fuera de plastilina.

Sonrisas que iluminan

Lavados milagrosos

Una tormenta debajo del cuello

Leche a la vista

Si usted es una madre que no produce la cantidad suficiente de leche para nutrir adecuadamente a su hijo, resuelva esa dificultad triturando muy bien 40 gramos de semillas de algodón hasta pulverizarlas.  Póngalas en 500 gramos de alcohol corriente, por espacio de 20 días. Luego tómese 15 gotas del preparado después de cada comida.

Frescos y Seductores